Son auténticos, saben cómo hablarle a su audiencia, conocen los temas… y hacen dinero de ello. Los influencers en redes sociales han generado una industria que constituye una nueva generación desarrollada entre la creación de contenido y la promoción de marcas. Te presentamos algunos de los puntos clave para entenderlos.

 

El futuro es lo que se desarrolla mientras estamos haciendo algo más. Mientras los mercadólogos y la industria periodística se preocupan por llegar a las audiencias de la manera más adecuada, hay todo un movimiento de contenidos y compra de influencia que se desarrolla de manera paralela en las redes sociales: los influencers.

PUBLICIDAD

El pasado 24 de septiembre se celebró el Foro Forbes 2015 sobre las tendencias de la economía y tecnología del futuro. De manera simultánea, en una de las salas del hotel St. Regis, ocurrió una reunión petit comité con un grupo de influenciadores, personajes que tienen todos los días un diálogo con una audiencia numerosa en redes sociales.

El objetivo de esta mesa a puerta cerrada fue encontrar cuáles son las claves de una nueva industria que se sitúa en una frontera delgada entre el marketing, la transmisión de información especializada y la más genuina convivencia en redes sociales.

En la charla estuvieron presentes: Nuria Diaz Masó, experta en estilo de vida; Ivonne Vargas, experta en temas de management, capacitación y recursos humanos; Salvador Martínez Wikichava; Luis GyG y Guillermo Perezbolde, especialistas en gadgets y tecnología, y Oscar del Valle, especialista en comunicación estratégica.

Todos tienen en común un dominio profundo de los temas que comunican a través de sus blogs, redes sociales y agencias. En general, coinciden en que esta nueva industria de influencers tiene dos variantes: los personajes que opinan y comparten información sobre temas cada vez más especializados y las celebridades que enriquecen las opciones de entretenimiento en la red.

Hablando en términos de los influencers especializados que comparten información, nuestros invitados compartieron seis claves que permiten comprender las leyes que rigen a esta industria naciente:

  1. Credibilidad: Ya sea que los influencers hayan pertenecido a la industria editorial, sean consultores o tengan grados académicos que los respalden, lo cierto es que se trata de personajes con una trayectoria que les permite ser considerados “autoridad” en los temas de los que hablan.
  2. No pertenecen a una marca: Es difícil que una marca o una casa editorial genere a su propio influencer a modo. En general, hablamos de personajes con proyectos propios y autonomía en el manejo del contenido de sus plataformas.
  3. Destreza en el lenguaje: Es diferente leer una revista de moda que consultar la cuenta de Instagram de Nuria Díaz Masó: el lenguaje y la manera de interactuar es diferente. Los influencers tienen cada uno una voz propia con un tono y un ritmo de interacción.
  4. Contenido de nicho: Si bien los influencers son considerados “autoridad” en los temas que tratan, estos son también aterrizados y específicos: gadgets para viajes, estrategias mercadológicas, etcétera. Los influencers han buscado ser especialistas porque forman parte de comunidades con intereses específicos.
  5. Lidian con el impacto negativo de las cosas que dicen: Un influencer debe saber cómo lidiar con el contenido y los mensajes que difunden. Su experiencia es la de un consumidor más a la hora de interactuar con un producto o servicio, pero su voz y sus ideas son replicadas y seguidas por miles de personas. Los influencers que dialogaron con Forbes México afirman que debieron trabajar en la elaboración de reglas personales de ética a la hora de relacionarse con marcas y, sobre todo, a la hora de quejarse.
  6. El reto de la llegada de nuevas generaciones: Los infuencers cada vez son más y cada vez son más jóvenes. Las reglas de ética, la precisión de la información que difunden son cambiantes y el reto es que se mantenga una conversación de calidad.

 

Siguientes artículos

Bill Gates cumple 22 años como el más rico de EU
Por

El fundador de Microsoft encabeza la lista Forbes 400, la cual estudia las fortunas de los estadounidenses más ricos, qu...