Antes de comprar útiles escolares haz un presupuesto y revisa qué artículos del ciclo pasado pueden servir para el que comienza.

 

El regreso a clases está cerca y la clave para no endeudarse por la educación de tus hijos es presupuestar por adelantado todos los gastos relacionados con el comienzo de actividades académicas.

PUBLICIDAD

El inicio de un nuevo ciclo escolar conlleva diversos desembolsos. La compra de útiles escolares es el principal, pero además de los libros y cuadernos, existen otros aspectos en los que también se puede generar un ahorro y en los que es recomendable poner atención.

“Para comenzar haz un presupuesto que incluya la compra de útiles. Igualmente, haz un plan en caso de que por falta de recursos, los adquieras con tarjeta de crédito o pidas prestado, ésta opción no es recomendable y debe ser tu última alternativa, ya que en ambos casos deberás pagar posteriormente”, explicó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

 

Lista de consejos

Antes de que comiences la compra de útiles escolares, toma en cuenta las siguientes recomendaciones que brinda la Condusef.

  1.  Deshazte de hábitos. Conviértete en un papá previsor desde que tienes la lista de útiles en las manos, de este modo no realizarás compras con prisas. Recuerda, si lo dejas para el final, posiblemente habrá más personas en la misma situación y te costará más dinero.
  2. Haz tu lista. Antes de realizar cualquier compra, revisa qué artículos del ciclo pasado te pueden servir para el que comienza. Enseña a tus hijos a valorar lo que tienen y a no dejarse llevar por las apariencias o artículos de moda.
  3. Sé un ejemplo para tus hijos. Si tú o tus pequeños pasan mucho tiempo en la regadera, es momento de reducirlo. Foméntales el ahorro de agua a la hora de bañarse. Esta actividad se verá reflejada a largo plazo cuando llegue el recibo del agua y aguas. Aprovecha tus recursos y hasta sólo lo necesario.
  4. Cuida su salud. Acorde a tus recursos, prepara el desayuno con la confianza de saber que tú estás haciendo sus alimentos, así tu hijo llegará a la escuela con energía y bien nutrido.
  5. No salgas con prisas. Las prisas pueden hacer que te presiones a la hora de llevar a tus hijos a la escuela. Si vas en auto y hay mucho tránsito, podrás gastar más gasolina buscando nuevas rutas. Tener un camino claro logrará que la gasolina rinda mejor.
  6. Cuidado con los meses sin intereses. Si tienes contemplado comprar algún artículo tecnológico, como tablets o computadoras, trata de adquirirlos de contado. Si lo haces a meses sin intereses, ten presente tu capacidad de tiempo que pagarás por este tipo de artículos.

 

Siguientes artículos

¿Cuánto le cuesta al gobierno y la sociedad que vivas más?
Por

Mientras la ciencia se ha encargado de innovar para prolongar la vida de las personas, los gobiernos y las empresas se p...