OK: ahorrar, hacer presupuestos, recortar gastos, todo se vale en los propósitos de año nuevo, pero ¿qué tal te caería una serie de consejos para facilitar tu año en materia financiera?

 

Para convertirte en emprendedor no es necesario tener una empresa, basta con tener la actitud correcta en lo que haces todos los días para ganarte la vida, asegura un estudio del Columbia Business School. Bajo esa lógica, el reporte explica que tampoco hace falta hacerte millonario para tener salud financiera.

La respuesta a la pregunta: ¿qué necesitas para tener una mejor situación financiera en 2015? no será siempre tener más dinero, aunque claro que tenerlo ayuda. A veces, adquirir ciertos hábitos y poner atención en los detalles puede resultar más útil que un aumento de los ingresos.

PUBLICIDAD

A continuación, te compartimos una serie de consejos que harán que tu estrategia financiera funcione mejor en 2015:

 

1. De hecho, crea una estrategia

La escena es la siguiente: mediados de enero, llega el estado de cuenta de tu tarjeta de crédito y ¡BUM!, se combinaron las deudas del Buen Fin con las de los regalos de Navidad y las de los festejos de fin de año. Las fechas de pago te agarran en curva y empiezas el año como un mexicano no totalero.

Cifras del Banco de México y Condusef arrojan que en el país sólo uno de cada cuatro pesos que se pagan con tarjeta no genera intereses; el resto del crédito otorgado por los bancos se convierte en una bola de nieve.

En este caso, el primer paso es poner manos a la obra: registrar ingresos, gastos y hacer recorte en desembolsos que permita pagar tus deudas y destinar un porcentaje de tu sueldo al ahorro fijo. No hay otra estrategia para regresar al equilibrio.

 

2. Regulariza tu situación con ‘Lolita’ y saca ventajas

¿Sabías que si tienes un crédito hipotecario puedes deducir los intereses que pagas del monto que se destina a impuestos, aun si eres asalariado?

Muchas personas no saben que hay rubros, como gastos médicos, intereses hipotecarios, colegiaturas y hasta gastos funerarios que implican la posibilidad de una deducción de impuestos, incluso para los asalariados. Lo único que se tiene que hacer es presentar una declaración donde se desglosen estos conceptos y, al final del próximo año, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) realiza una devolución automática. Se trata de ‘dinero extra’ que te corresponde

 

3. Mejora la actitud en tu trabajo y conviértete en intraemprendedor

Una frase de Edward Simmons afirma que la diferencia entre el fracaso y el éxito es hacer una cosa casi bien y hacer una cosa exactamente bien.

El Columbia Bussines School explica que quienes se asumen como ‘emprendedores sin empresa’ dentro de las organizaciones para las que trabajan no sólo reportan mejores resultados, sino también, eventualmente, logran concesiones, como libertad de horarios y vacaciones extra, que no se diferencian mucho de las que tiene un emprendedor en su propia empresa.

 

4. Genera un plan de inversión, pero antes INFÓRMATE

En febrero de 2009, la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) inició una demanda por fraude masivo en contra de tres de las compañías de Stanford Financial Group México. Muchos ahorradores perdieron dinero.

Apenas a finales de 2014, la disolución de Ficrea dejó a seis de cada diez ahorradores de la sociedad de inversión sin poder acceder a sus recursos.

Por eso, infórmate bien antes de poner tu dinero en un fondo o sociedad de inversión. Pregunta cuáles son tus garantías como inversionista y cerciórate de que la empresa en que depositas tu dinero cumpla con la regulación. No te quedes con ninguna duda.

 

5. Sé realista en tus cálculos

Imagina que ganas 10,000 pesos al mes, ¿comprarías un auto que requiera una mensualidad de 7,000 pesos? En teoría, te alcanza, pero es importante que seas realista al momento de pensar en metas financieras.

Un ejercicio del portal automotriz Carmudi explica que, si se considera el precio del auto, en un  simulacro de financiamiento común entre las concesionarias, con 25% de enganche y una tasa de interés de 12% anual, a 4 años, y además tomas en cuenta un uso promedio del automóvil de 20 kilómetros diarios, el costo de la gasolina, de los servicios y del seguro anual, el costo del auto resulta un poco más elevado.

“Este costo no debe exceder el 20% de nuestro salario”, advierte la firma.

Así, por ejemplo, un Chevrolet Spark LT AAC costaría 3,715.50 pesos al mes, por lo que el salario mínimo para adquirirlo sería de 18,577.50 al mes. Por otra parte, un Ford Fusion SE Luxury, el tope de gama, cuesta 8,399.50 al mes, por lo que es necesario tener un sueldo mínimo de 41,997.50 al mes.

Por último, para una camioneta Audi Q7 S-Line quattro se requiere un sueldo mensual neto de 123,193.30, pues el auto cuesta mes con mes 24,638.70.

 

6. Planea, planea, planea

¿Quieres viajar al extranjero en tu cumpleaños? ¿Quieres festejar a lo grande el cumpleaños de tu hija o hijo? Planes que implican grandes desembolsos requieren una estrategia bien aterrizada.

Si vas a viajar, cerciórate de comprar boletos de avión con anticipación e ir provisionando dinero para tener disponible durante el viaje y no echar mano sólo de las tarjetas de crédito. También es útil hacerte de dólares o euros de a poco a poco, para mitigar las variaciones en el tipo de cambio.

La firma de búsqueda de vuelos Momondo afirma que se puede ahorrar 29% comprando 53 días antes, 13% si se compra un día martes y 6% si se vuela por la noche.

De igual forma, anticiparse en la planeación de un evento reduce las posibilidades de descalabro financiero.

 

Siguientes artículos

El buen director verifica sus premisas
Por

Durante el proceso de planeación y aplicación, una valiosa técnica directiva consiste en verificar continuamente la vali...