Si has vendido o estás en proceso de vender una casa, te habrás dado cuenta de que puede llegar a ser un proceso largo, tedioso y frustrante. El comprador perfecto parece no llegar, mientras la propiedad se va empolvando con cada día que pasa. La solución más inmediata es contratar a una agencia inmobiliaria, aunque esto implica el pago de honorarios.

Si decides hacerlo por tu cuenta, hay una serie de acciones que te ayudarán a volver tu casa más atractiva ante posibles compradores. De acuerdo con registros estadísticos de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), la adquisición de viviendas usadas ha ido en aumento en los últimos años, pasando de 138,000 unidades en 2010 a 177,000 en 2013, por lo que nos encontramos en muy buen momento para vender una casa. Con los siguientes puntos en mente y un poco de trabajo, podrás vender tu casa más rápido.

 

1. Recuerda que de la vista nace el amor

PUBLICIDAD

Sal a la calle y mira la fachada de tu casa como si la vieras por primera vez. ¿La comprarías? Si tu respuesta es no, deberías comenzar a preguntarte qué la haría lucir mejor. Tal vez la pintura esté desgastada o sus acabados se hayan caído a pedazos. Estos detalles pueden hacer toda la diferencia al momento de llamar la atención de los compradores.

El interior también debe lucir impecable. Guarda todo rastro que hable de ti en la propiedad como fotografías, artículos personales o muebles viejos. Aunque son cosas que se van a ir contigo, pueden entorpecer la percepción del comprador en potencia que visita tu propiedad. Más que un ejercicio de desapego, es algo que permitirá a quien visite la casa imaginarse de inmediato viviendo en ese lugar.

 

2. Repara lo descompuesto

Las reparaciones son una inversión que te ayudará a agilizar el proceso, así como para evitar regateos llegado el momento de la negociación. No se trata de volver a construir la casa desde cero, pero unas cuantas reparaciones sustanciales pueden hacer toda la diferencia. También evita, dentro de lo posible, hacer reparaciones temporales, pues si el comprador las descubre podrá generarle desconfianza.

 

3. Ponle un precio adecuado

El precio de la casa está determinado por circunstancias particulares como la proximidad al centro de la ciudad, la infraestructura urbana, servicios o si se encuentra en una colonia ya consolidada. Las evaluaciones de impuestos de la propiedad pueden darte una idea, aunque no necesariamente se apegan a la realidad y pueden significar un precio inferior al que podrías obtener. Puedes contratar a un valuador o a una empresa para que realice el trámite.

 

4. Registra tu casa

Sólo al registrar tu casa, el comprador se podrá asegurar de que los datos y la construcción de su interés cumplen en regla y forma los requerimientos necesarios para el proceso de adquisición. Además, al realizar este trámite, el comprador puede usar un crédito para comprar tu casa, con lo que tendrás más posibilidades de venderla.

¿Cómo se registra una casa en venta? Debes realizar un trámite ante el Registro Único de Vivienda (RUV). Puedes entrar a su portal y seguir los pasos ahí señalados. Una vez concluido el proceso, adquiere una Clave Única de Vivienda, que facilita a los prestadores de crédito agilizar el trámite de verificación de la vivienda que es de interés del solicitante del crédito.

Recuerda que si ocultas u omites algo, en algún momento el interesado lo sabrá, por lo que podría comenzar a desconfiar de ti. Así que, si hay alguna deuda o pendiente, soluciónalo antes de iniciar con este proceso.

 

5. Prepárate para mostrarla

Practica una gran presentación para todos los compradores en potencia, en la que demuestres las ventajas de tener esa propiedad. Busca los puntos fuertes de tu casa, tal vez relacionados con la disposición de los espacios, la ubicación en la ciudad, los servicios y amenidades que se encuentren cerca, por mencionar algunos.

Como propietario de la casa, date a la tarea de pensar qué ventajas le encontrabas tú a la propiedad, y úsalas como punto de partida.

 

6. Usa diversos medios para anunciarla

Un letrero de “Se vende” probablemente no será suficiente para captar la atención de los compradores. Considera utilizar portales especializados en internet para anunciar tu venta.

En tu anuncio debes incluir una descripción de las características, espacios, cantidad de baños, ubicación y todo lo que destaque para hacer más atractiva tu oferta. Usa palabras clave como acogedora, amplia, céntrica, etcétera.

Recuerda incluir fotografías de buena resolución que muestren los principales espacios, que deberán aparecer de la manera más limpia posible. Antes de subirlas, revisa que el espacio se vea presentable.

La primera imagen debe ser de la fachada exterior; posteriormente muestra interiores como sala, comedor, cocina, recámaras, baños y espacios como jardines, vistas, balcones o incluso parques cercanos. Tómate tu tiempo para hacerlo de la mejor forma posible.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La poesía renovadora y balsámica de Horacio Benavides
Por

Su secreto estriba en no decir. Rigor, brevedad y hondura es lo que describe la alta poesía del vate colombiano, una de...