Para el primer mes de 2016, los préstamos que se colocarán entre la población no bancarizada podrían crecer 10% a 220 millones de pesos (mdp), según Prendamex.

 

6 de cada 10 mexicanos resentirán en sus bolsillos los efectos de la cuesta de enero, misma que podría extenderse hasta marzo, dijo Roberto Alor, director general de Prendamex.

“Una parte de la cuesta de enero no tiene que ver con educación financiera, sino de necesidad. Recordemos que en este país existen 50 millones de mexicanos debajo de la línea de pobreza lo que hace que el ingreso que perciben no sea suficiente para cubrir sus necesidades familiares”, aseguró el titular de la casa de empeño durante una reunión con medios de comunicación.

PUBLICIDAD

Alor estimó que para el primer mes de 2016, los préstamos que se colocarán entre la población no bancarizada podrían crecer 10% a 220 millones de pesos (mdp).

En este sentido, detalló que al cierre de 2015, se otorgaron apoyos económicos por 2,400 mdp, cifra que esperan se mantenga durante este año que recién comienza.

Asimismo, espera que se registren 360,000 operaciones de enero a marzo, que dejarán a Prendamex una derrama económica de 90 mdp.

Adolfo Vélez, presidente de la Asociación Nacional de Casas de Empeño, destacó que el sistema prendario se encuentran dentro de las tres primeras opciones de la población para enfrentar la cuesta de enero.

Al cierre de 2015, se registraron 5,380 casas de empeño y más de 500 marcas en toda la República Mexicana, de acuerdo con datos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Vélez destacó que durante las revisiones realizadas por el organismo, se lograron detectar 2,000 unidades informales, mismas que fueron clausuradas.

“La cuesta de enero es un fenómeno que ha ido diluyéndose para trasladarse hasta febrero o marzo. La oferta de casas de empeño que se tiene a nivel nacional, es importante, por eso es necesario tener un marco regulatorio adecuado para dichas entidades”, precisó.

Roberto Alor detalló que entre los artículos que los pignorantes llevan a Prendamex, 50% son joyas y la otra mitad celulares, equipos de video y sonido, así como pantallas y artículos de línea blanca.

El organismo ofrece préstamos promedio de 1,000 pesos con una tasa de interés de 5%.

“Nuestros clientes son personas que no tienen acceso a otros recursos, o si tienen tarjetas las tienen saturadas. Nadie nos pide para comprar una casa, siempre son personas que necesitan de manera urgente los recursos para pagar servicios básicos como agua, gas o algún gasto de emergencia”, destacó el director general de Prendamex.

 

Planes para 2016

Con motivo de los 20 años de su fundación, la casa de empeño apuesta por acelerar su modernización.

Durante este año, Prendamex abrirá cinco sucursales de franquicias y 10 sucursales propias y modernizará 20 sucursales propias, lo que significará una inversión de 20 mdp.

Hasta la fecha, la marca cuenta con 128 unidades propias y 490 franquicias diseminadas en 23 estados de la República Mexicana.

 

 

Siguientes artículos

Devaluación del yuan es un riesgo: Videgaray
Por

El titular de Hacienda dijo que la devaluación del yuan es relevante, ya que el gobierno chino busca impulsar a su indus...