Los mexicanos ‘se comen el malvavisco’, un experimento de la Universidad de Stanford arroja cuál es el principal problema en cuanto a ahorro para el retiro: cuesta trabajo dejar de consumir en el presente por pensar en el bienestar futuro.

 

Para el 30% de las familias más pobres, el dinero en las Afores representa el mayor patrimonio, sin embargo, esos recursos aún son insuficientes para proveer a los mexicanos de un retiro digno.

PUBLICIDAD

Datos de la Asociación Mexicana de Afores (Amafore) arrojan que los mexicanos que se jubilen con este esquema tendrán como pensión sólo un 30% de su último sueldo, por ello es necesario que se incremente el ahorro voluntario, que actualmente representa sólo el 0.5% del total en el sistema.

Ante este escenario, el presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), Carlos Ramírez, afirma que hay al menos seis obstáculos que separan a los mexicanos de un mejor retiro. Uno de ellos se ejemplifica con un video que deja una perspectiva clara sobre la lógica de consumo.

  1. Educación. “Si los niveles de educación básica no son óptimos, es más difícil que los mexicanos comprendan conceptos de educación financiera”, señala Carlos Ramírez.
  2. Miopía. Una persona con miopía tiene dificultades para ver de lejos. A los mexicanos les cuesta trabajo pensar en el futuro porque no se identifican con una imagen de ellos mismos en la vejez.
  3. Inercia y procrastinación. Fácil, dejamos para mañana lo que podemos hacer hoy.
  4. Desconfianza y aversión al riesgo. Hay un nivel generalizado de desconfianza y aversión al riesgo. “Lo que resulta peligroso es que los mexicanos prefieren no perder que ganar.”
  5. Complejidad del sistema y falta de información. Los mexicanos se enfrentan a un sistema de cuentas individuales con reglas y regímenes de inversión, no es tarea fácil entenderlo y aún se requiere más información.
  6. Los mexicanos ‘se comen el malvavisco’. Como ejemplo de la lógica de consumo, Carlos Ramírez cita un experimento de la Universidad de Stanford, en el cual se les da un malvavisco a un grupo de niños, se les deja solo a cada niño con su bombón y  se les dice que si pueden esperar 10 minutos, se les dará otra golosina. Los resultados, dice Carlos Ramírez, evidencian la forma de concebir el ahorro para el retiro.

“Nos cuesta trabajo dejar de consumir en el presente pensando en el futuro.”

A continuación, te presentamos un video que documenta el experimento, se puede visualizar con subtítulos en español en la configuración del reproductor:

 

Siguientes artículos

10 destinos que la crisis hizo más baratos para viajar
Por

 Alemania, Brasil, España, Francia y Rusia son algunos de los países que los mexicanos podrán visitar este año a un cost...