Por María José Parada / ESADE Business School*

Gestionar la familia, así como el negocio familiar, mantener unas carteras de negocios dinámicas y asegurar la continuidad del control familiar en la organización son factores que contribuyen a mantener el espíritu emprendedor en las empresas familiares a lo largo de las generaciones.

En 2005, se lanzó el proyecto STEP (Successful Transgenerational Entrepreneurship Practices), una iniciativa investigadora global en la cual participan 35 universidades de todo el mundo para estudiar el emprendimiento en las empresas familiares. En 2017, El Consejo Europeo de STEP publicó los resultados de una encuesta realizada a más de 350 empresas familiares intergeneracionales de éxito de 11 países, que se centraba en la siguiente pregunta: ¿Qué hace que las familias empresarias sean emprendedoras y tengan éxito a lo largo de distintas generaciones?

La encuesta arrojó las siguientes conclusiones:

PUBLICIDAD

La orientación emprendedora. Lograr el equilibrio en los niveles de orientación emprendedora de las familias empresarias es clave. Basándonos en las medidas de la orientación emprendedora, las empresas familiares con más éxito registran una puntuación media global alta en innovación y proactividad, por ejemplo, pero baja en asunción de riesgos. Sería más exacto decir que las empresas familiares que se han mantenido operativas durante muchos años presentan unas carteras caracterizadas por una orientación emprendedora equilibrada.

Los recursos. El capital humano y el capital social (en especial, una buena reputación y unas buenas relaciones con los clientes) son factores impulsores del éxito de las empresas familiares.

El gobierno del negocio familiar. Es esencial que haya una fuerte influencia de la familia en el consejo de administración y en el equipo directivo para mantener vivo el espíritu emprendedor a lo largo de las distintas generaciones.

El gobierno de la familia. Gestionar la familia es tan importante como gestionar la empresa familiar. Aunque muchas familias cuentan con unos mecanismos informales, las familias más complejas requieren también unos mecanismos más formales.

El emprendimiento del portafolio. Las familias emprendedoras más exitosas poseen más de una firma. Lejos de centrarse solo en el negocio original, buscan oportunidades más allá del core business y gestionan la cartera de negocios resultante de forma estratégica y dinámica. En promedio, las familias empresarias encuestadas habían fundado seis empresas en su historia. El portafolio dinámico de los negocios de estas empresas familiares también incluye empresas que se han incorporado a través de fusiones y adquisiciones, o bien que se han escindido, se han disociado o han desaparecido con el tiempo.

También puedes leer: Capital humano, un inmenso mar de oportunidades

Aplicación a la empresa

Partiendo de los resultados de la encuesta, el informe de conclusiones formulaba las siguientes recomendaciones:

  1. Sea emprendedor en el momento oportuno. Las empresas familiares deben ser conscientes del perfil de su orientación emprendedora –que incluye valoraciones sobre la autonomía, la capacidad innovadora, la asunción de riesgos, la proactividad y la agresividad competitiva de la empresa– y gestionarlo estratégicamente.
  2. No deje que los asuntos familiares le impidan acceder a los recursos primordiales. Por ejemplo, puesto que el capital humano es un factor esencial para el éxito intergeneracional, todos los niveles de la empresa deberían estar abiertos a miembros no familiares cuando el negocio así lo requiera. Reservar las posiciones más altas solo a los miembros de la familia puede ocasionar la pérdida de los mejores empleados, en beneficio de los competidores. Pero es necesario tener en cuenta que cada situación requerirá una solución a medida.
  3. Sea consciente de las ventajas (y desventajas) del capital social que supone ser una empresa familiar. Las familias empresarias encuestadas señalaban que los recursos más importantes para lograr su ventaja competitiva radicaba sobre todo en el capital social (como una buena reputación y unas buenas relaciones con los clientes) y en el capital humano (como empleados con mucha experiencia y conocimiento), y menos en el capital financiero o en el capital físico.
  4. Asegúrese de que la familia tiene influencia en el control del negocio. En promedio, los miembros de la familia ocupan dos tercios de los puestos del consejo de administración en las empresas familiares de éxito. En un tercio de las empresas familiares de éxito encuestadas, únicamente los familiares eran miembros del consejo de administración. Los equipos de alta dirección también están controlados por la familia, con una media del 54 % de las posiciones en manos de los familiares.
  5. No subestime la importancia de gestionar la familia. La mayoría de las familias confían en reuniones de equipo informales y otros mecanismos informales para gestionar las cuestiones familiares. Pero, a medida que va creciendo la familia y las relaciones pasan a ser más complejas, deberían implementarse unos mecanismos más formales de gobierno de la familia, como las reuniones familiares formales, los protocolos familiares formales y una constitución familiar.
  6. Mire más allá del core business y gestione inteligentemente las distintas actividades emprendedoras de los miembros de la familia. Pueden identificarse oportunidades para colaborar, compartir recursos, diversificar los riesgos y acumular riqueza en las distintas carteras del negocio familiar.

*La autora es profesora del Departamento de Dirección General y Estrategia en ESADE.

 

Siguientes artículos

tecnología-digital
El futuro del empleo en México esta en la ciencia y la tecnología
Por

Empresarios y sociedad civil se unen para promover la ciencia y la tecnología para cerrar brecha laboral.