El DF enfrenta peligros como la falta de agua, la contaminación y el desarrollo urbano. En las campañas electorales no existen propuestas de largo plazo para enfrentar la situación.

 

El futuro de la Ciudad de México está en peligro. Problemas como la falta de agua, la contaminación y el ordenamiento urbano forman parte de las amenazas para la capital del país. Aunque los riesgos son evidentes, no existe una propuesta seria de los candidatos a las 16 jefaturas delegacionales para hacer frente a las amenazas ambientales y sociales que ponen contra la pared al Distrito Federal (DF).

PUBLICIDAD

Hoy queda menos de 1% de los depósitos lacustres del Valle de México. En las últimas décadas, el Centro de Estudios Jurídicos y Ambientales, AC, estima que la disponibilidad per cápita del agua de la Cuenca del Valle de México decreció 46%.  Una solución de fondo para este problema parece ausente en las discusiones electorales.

En el DF se registró una agenda política por cada una de las 16 delegaciones que integran la ciudad. Sólo el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) presentaron un documento diferenciado para cada demarcación, mientras que el resto presentó un mismo documento, en que muchos de los temas ambientales no se discuten en la campaña electoral, señala la organización Ciudad Posible.

“Encontramos cosas interesantes, pero que no se están reflejando ni en las propuestas ni en los mensajes y ni siquiera en los debates”, advierte José Luis Luege Tamargo, presidente de la organización y  ex encargado de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Hasta el momento, las plataformas de los 10 partidos políticos que contienden en la ciudad han mostrado ideas para mejorar la urbe, pero ninguna muestra una propuesta seria para atender las problemáticas que aquejan a la sede de los tres poderes de la nación, dice el presidente de Ciudad Posible.

“Hay problemas que reflejan un rezago y riesgos muy altos para el futuro de la Ciudad de México”, dice Luege.

A inicios de mayo, Ciudad Posible presentó la campaña Candidato Sostenible, con el fin de concientizar a la ciudadanía del DF sobre la importancia de abordar en las campañas electorales los temas ambientales y sociales que le aquejan, y que los candidatos a las jefaturas delegacionales conozcan la importancia de iniciativas de largo plazo para los problemas ambientales y sociales.

Esta iniciativa se basa en posicionar el hashtag #candidatosostenible para propiciar el diálogo y abonar a la concientización sobre las amenazas que enfrenta la urbe.

“Son 6 grandes temas en los que nos hemos concentrado y profundizado como organización”, dice el ex funcionario federal.

A continuación te presentamos los 6 problemas ambientales y sociales que podrían llevar al colapso a la capital del país, de acuerdo con Ciudad Posible.

 

  1. Falta de agua

La promesa que parece más recurrente en las campañas políticas del DF es el abasto de agua. Pero ésta no es sencilla de cumplir.

“El 70% del abastecimiento del agua se hace de un acuífero que se encuentra frente a un riesgo de agotamiento. Sin embargo, no hay una agenda del tema del agua”, explica Luege Tamargo.

Asimismo, las pérdidas del vital líquido en la ciudad alcanzan un 40%, lo que pone de manifiesto la necesidad de modernizar la red de distribución.

El ex encargado de Conagua explica que resolver el problema de abastecimiento de agua en el DF puede requerir hasta 10 años, por lo que iniciar las acciones por parte del gobierno local y del federal es prioritaria.

“Estamos hablando de traer fuentes externas (Cutzamala y Lerma) para lograr el abastecimiento en la ciudad, además de modernizar la red de distribución para disminuir fugas y establecer políticas de cuidado del líquido”, dice el encargado de Ciudad Posible.

La creación del Sistema Metropolitano de Aguas es una de las soluciones que Luege Tamargo pone sobre la mesa, proyecto que permitiría que delegaciones y municipios coordinen esfuerzos para abastecer de agua la zona centro del país.

 

  1. Movilidad

Caos vehicular, filas interminables para ingresar a los vagones del Sistema Colectivo Metro y el Metrobús son síntomas de un sistema de movilidad urbana insuficiente para atender a los 8.8 millones de habitantes del DF.

En 2009, la velocidad promedio era de 38.5 kilómetros por hora, y en 2010 ya era de 12 kilómetros por hora, establecen datos de Ciudad Posible. De continuar con esa dinámica, los resultados podrían ser desastrosos.

Implementar un sistema metropolitano de transporte es una solución que permitiría coordinar las acciones para que la población tenga opciones de movilidad de largo plazo.

Por ahora, la situación es distinta. “El plan maestro de crecimiento del Metro se encuentra abandonado. No hay un solo proyecto en el escritorio del jefe de Gobierno que garantice la expansión de este sistema ni una línea nueva”, dice José Luis Luege.

En la actualidad, 130 trenes del Metro se encuentran fuera de operación por falta de mantenimiento, afirma Ciudad Posible.

 

  1. Generación de energía

El aprovechamiento de la tecnología para generar energía eléctrica a través de combustibles no contaminantes, como la que resulta del aprovechamiento de la luz solar, es otra tarea pendiente en la agenda de los candidatos capitalinos.

“No hay una agenda de energía en la Jefatura de Gobierno y mucho menos en las jefaturas delegacionales, mientras que la Ciudad de México podría ser de las metrópolis con integración de tecnología muy moderna de energías renovables, ahora estamos en cero en cuanto a su implementación.”

El dirigente de Ciudad Posible denuncia la ausencia de estrategias que permitan el aprovechamiento de la energía solar, así como de gas metano que desprende la basura en los tiraderos ubicados en la zona metropolitana.

El DF genera 12,000 toneladas de residuos sólidos, que a través de una planta generadora de energía podría abastecer al sistema eléctrico de 200,000 hogares a diario, es decir, 200 millones de vatios por día.

Asimismo, la Ciudad de México no cuenta con una cobertura de gas natural a la misma velocidad de otras ciudades.

Ciudad Juárez, Guadalajara y Monterrey avanzan a pasos acelerados en la cobertura de gas natural en sus calles. En la actualidad, Chihuahua capital tiene una cobertura del 100% de este gas y la capital regiomontana de 80%.

 

  1. Basura

El manejo de la basura cuesta 3,000 millones de pesos (mdp) al año, suma que no garantiza la eficiencia del sistema de tratamiento y recolección de los desechos.

“El manejo de la basura es francamente ofensivo, ya que los esquemas de recolección y separación de basura se realizan en condiciones insalubres e indignas para los trabajadores de los servicios de limpia”, explica Luege Tamargo.

El manejo integral de los residuos, así como el aprovechamiento de los gases que se generan podrían generar energía y cerrar un circulo virtuoso en que se evite la contaminación actual.

 

  1. Contaminación

En la actualidad, el 90% de los vehículos que circulan en la Ciudad de México utiliza gasolina, lo que contribuye a incrementar la contaminación de la urbe. Tan sólo el DF contribuye con 5% del total de las emisiones totales de gases de efecto invernadero en el país, es decir, 31 millones de toneladas de carbono (CO2) equivalente.

La solución se encuentra en incentivar el uso de gas natural, una tarea que por ahora parece ardua. Tan sólo 70 de los 3,000 autobuses que transitan en la ciudad usan gas natural, es decir, 2% del total de unidades.

 

  1. Ordenamiento urbano

La Ciudad de México crece de forma desorganizada. La construcción de más inmuebles y zonas habitacionales de forma desordenada es un problema sin solución para los 8.5 millones de habitantes del DF.

“La consecuencia de lo que vivimos actualmente es el desorden en el desarrollo de esta ciudad, la conurbación sin límites que genera una situación grave en cuanto a los servicios públicos.”

José Luis Luege cree que el momento de concientizar al DF ha llegado, y espera que el objetivo se cumpla por el bien de la ciudadanía: “Hay que tomar conciencia de que la Ciudad de México no puede estar a expensas de medidas pensadas para el corto plazo, o coyunturas de 3 años. Los grandes temas que ponen en riesgo el futuro de la ciudad no se están atendiendo. Ahí está el gran pendiente de estas elecciones.”

 

Siguientes artículos

La lección del “gran jefe Toro Sentado”
Por

Nadie está libre de ser escuchado de forma subrepticia, para luego ser exhibido públicamente. El caso del “gran jefe Tor...