¿Qué nos espera en los próximos 12 meses en lo que respecta a redes sociales y medios digitales? Llegó la temporada de hacer prognosis.

 

Los medios sociales y las plataformas digitales están entrando en una etapa de cambios acelerados, motivados en buena parte por la forma en la que los usuarios empiezan a interactuar con ellos, pero también por movimientos económicos y sociales. Al respecto, considero que en 2016, más que agregar plataformas, lo que cambiará será la interacción. Aquí van mis 6 pronósticos digitales para el siguiente año.

PUBLICIDAD
  1. Paulatina desaparición de agencias de community management. Suena alarmante, pero no lo es. Una tendencia que crece entre las grandes empresas es crear departamentos in-house que diseñen contenidos y administren las conversaciones con los seguidores de las marcas. Dicha directriz probablemente se extienda hacia otras marcas, ya que les permitiría tener un control más preciso sobre los contenidos que producen y la data que resulte del proceso, además de ser mucho más rentable. Por otra parte, las agencias tendrían que evolucionar y ofrecer valor añadido a sus servicios, más orientados hacia el bussiness intelligence.
  2. Analítica en tiempo real. Cada vez es más necesario que las empresas tengan datos sobre su desempeño en las redes sociales y sobre su público, ya que eso les permitiría tener una mejor perspectiva de sus campañas de comunicación y, por tanto, tomar mejores decisiones. Una marca no debe limitarse a comunicar digitalmente, sino a construir una relación con su público objetivo. Por tanto, la data que se obtiene, no sólo son datos sobre interacción y alcance, sino interpretaciones cualitativas sobre los usuarios y el cómo perciben a la empresa. Tenerlos en tiempo real y hacer benchmarking contra el segmento de mercado, dará ventajas competitivas a quienes se decidan a hacerlo. La analítica tomará un papel preponderante en 2016.
  3. Las marcas no sólo serán creadoras de contenido, se convertirán en plataformas. Hace un par de semanas Sergio Su, director de Apolorama, me lo explicaba y le di toda la razón. Las marcas han estado invirtiendo muchos recursos humanos y financieros en la construcción de audiencias en las redes sociales. Un público que final de cuentas es de la plataforma y no de la marca. Además, las restricciones en cuanto al alcance del contenido son cada vez mayores en las redes sociales y cualquier empresa debe invertir mucho si quiere ser conocida. La mejor opción es que las marcas tomen un papel un tanto más activo y poco a poco se conviertan en medios de comunicación y ofrezcan contenidos en sus propios canales. Con ello, darán un salto enorme y las audiencias ahora sí, serán totalmente suyas.
  4. Crecimiento de social commerce. El comercio en las plataformas sociales depende mucho de la bancarización, hecho que lo ha puesto contra la pared. El reto en 2016 será diversificar las formas de pago y hacerlo mucho más fácil para los usuarios. En este sentido los boletos bancarios, es decir los recibos que pueden pagarse hasta en tiendas conveniencia, son una opción real. Por otra parte, las marcas deben trabajar mucho en el tema de la confianza, pues existe una gran parte de internautas que aún no ejercen comercio electrónico por desconfianza.
  5. Campañas en Snapchat. Los usuarios de telefonía celular han encontrado que en los últimos meses las compañías empiezan a ofrecer una mayor cantidad de datos en los planes y navegación ilimitada en algunas redes sociales y servicios de mensajería, lo que en términos concretos implica una mayor posibilidad de navegar. Esto llevó a los usuarios a utilizar más redes sociales que por su naturaleza audiovisual (Instagram, Vine, YouTube) consumían mucho el ancho de banda. Con estas posibilidades, el crecimiento de dichas redes fue exponencial en 2015 y vino de la mano con las primeras campañas publicitarias en Instagram. Debido a ello, en 2016 veremos que Snapchat empezará a crecer y vendrán las primeras campañas publicitarias.
  6. Compra programática. Una de las mayores tendencias publicitarias en 2015 fue la compra programática, pues es mucho más segmentada y eficiente. Uno de los frenos es que requería un nivel alto de inversión si se comparaba con lo que costaba pautar en digital. No obstante, ahora resulta mucho más accesible y los resultados son igual de precisos. EL 2016 promete ser el año del programmatic buying.

Lo que es un hecho es que las redes sociales seguirán siendo el pilar fundamental de la comunicación digital en México, no obstante que hay serios esfuerzos por ampliar los canales. También el contenido seguirá siendo la principal forma de crear engagement con las audiencias, por ello, debemos esperar campañas más atrevidas y con una mejor planeación. ¿Qué me faltó agregar?

PD

¡Felices Fiestas!

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @sincreatividad

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial deForbes México.

 

 

Siguientes artículos

Guía Forbes para el ciclista urbano novato
Por

Cada vez más personas optan por la bicicleta como principal medio de transporte en la Ciudad de México. Sin embargo, muc...