Los accidentes son la principal causa de muerte (40%) en niños de 1 a 14 años, de acuerdo con datos del Centro Nacional para la Prevención de Accidentes (Conapra). Durante las vacaciones es más común que los niños sufran accidentes en el hogar. Estos son los seis principales riesgos y la forma como podrían prevenirse según Zurich.

“No podemos predecir un suceso negativo, pero sí es posible ubicar los peligros que existen donde residimos. Es importante conocer las medidas necesarias para prevenir o evitar algún siniestro y saber qué hacer en caso de ser necesario; ahí radica la importancia de contar con un plan de emergencias familiar”, dijo en conferencia de prensa Nicholas Deakin, director de Ingeniería de Riesgos de Zurich.

También puedes leer: ¿Cómo manejar una crisis financiera en el hogar? 

Para Deakin es necesario saber evaluar un riesgo para evitar sufrir un daño o experimentar efectos adversos cuando se está expuesto a un peligro. En una evaluación de riesgo se deben identificar los peligros, determinar las formas apropiadas para eliminar o controlarlos y monitorear y mejorar la calidad de riesgo.

“Consideramos en Zurich que estos riesgos son los más comunes que pueden ocurrir en los hogares. Obviamente, cada hogar es único, y estos son los que consideramos como los más comunes en el abanico de riesgos”, destacó Nicholas Deakin.

Estos son los seis riesgos (y la forma de prevenirlos) más comunes en los hogares.

1. Incendios. Los incendios en casa pueden aparecer en cualquier momento y se puede propagar con mucha rapidez. Generalmente ocurren por falta de mantenimiento, descuidos o por no saber manejar las sustancias inflamables.

Consejos:

  • Mantener un extintor en la cocina (tipo polvo químico para fuego con aceite).
  • Mantener cerillos, encendedores o cualquier objeto inflamable fuera del alcance de los niños.
  • Colocar detectores en cada piso de la casa (o en cada cuarto). Buscar detectores de humo con una larga duración de las baterías.
  • No colocar calentadores cerca de cortinas.

2. Instalaciones eléctricas. Muchos de los accidentes con electricidad ocurren por querer arreglar uno mismo los desperfectos. No respetar la electricidad puede ser un grave error.

Consejos:

  • Comprobar la instalación eléctrica al menos una vez cada cinco años por un técnico calificado.
  • No utilizar aparatos con cable desgastado o dañado.
  • Mantener los aparatos eléctricos fuera del baño.
  • Si un aparato no funciona correctamente, hay que dejar de utilizarlo.
  • Nunca sobrecargar una toma de corriente o multicontacto.
  • En la compra de equipos electrónicos, buscar la certificación CE.

3. Calefacción. Todos los aparatos que queman combustibles consumen aire y emiten gases residuales, incluyendo el mortal bióxido de carbono.

Consejos:

  • Es vital aprenderse los síntomas de envenenamiento por CO2.
  • Limpiar el tiro de la chimenea una vez al año y no bloquear las rejas de entrada de aire.
  • Nunca dejar de observar a los niños y los adultos mayores cuando la chimenea o algún calentador esté funcionando.
  • Revisar paulatinamente la flama del boiler o la estufa para checar que no estén fallando. La lama del boiler es de color azul, si se quema con color naranja puede ser por una acumulación de CO2.
  • Si se sospecha de una fuga de gas, se deben abrir ventanas y cerrar la válvula principal y llamar a los bomberos. Nunca se debe manipular un apagador.

4. Cocina. La cocina es uno de los lugares donde ocurren los accidentes más graves, en especial para los niños.

Consejos:

  • Organizar el almacenamiento de los artículos de cocina de tal modo que los más pesados se guarden en la parte baja y los utensilios de uso diario sean accesibles.
  • Es obvio que al tener agua caliente, café, té o sopa, los niños deben permanecer lejos de la estufa. También es indispensable mantener los mangos de las ollas y las sartenes dentro de la estufa para evitar pegarles.
  • Mantener los cuchillos y tijeras en buen estado y lejos del alcance de los niños.

5. Medicamentos y productos de limpieza. Los compuestos químicos dentro de una casa son los más peligrosos para los niños cuando están de vacaciones.

Consejos:

  • Guardar los productos químicos y de limpieza como el blanqueador, aguarrás o sosa cáustica de preferencia bajo llave, donde los niños no puedan alcanzarlos.
  • Mantener los productos químicos en sus envases originales y perfectamente cuidados.
  • No tomar medicamentos de otras personas y no permitir que tomen los propios.

6. Jardín y mejoras en el hogar. El exceso de confianza y la falta de conocimiento son los dos factores más importantes en accidentes durante proyectos de mejora del hogar.

Consejos:

  • Hay que ser realista y no realizar trabajos de reparación en el hogar, a menos que se tenga la capacidad. Es mejor contratar a un especialista para los trabajos de gas y electricidad, principalmente.
  • Si se decide hacerlo por cuenta propia, hay que planificar muy bien lo que se pretende hacer.
  • Usar ropa y calzado apropiados para el trabajo que se busca realizar.
  • Desconectar todos los electrodomésticos y herramientas eléctricas antes de trabajar con ellos.
  • Siempre asegurarse de que las herramientas y los productos químicos estén fuera del alcance de los niños.
 

Siguientes artículos

¡Hoy, lanzamiento del Mejoravit!
Por

En Concreto: Participan con $10,500 millones: Multiva, Banamex, Mifel, CI Banco, Bancrea, Monex y Ve por Más. Además, SH...