Tras el anuncio de Barack Obama, presidente de Estados Unidos, sobre el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba, varias industrias están preparadas para ofrecer oportunidades en el corto y mediano plazo en la isla.

 

 

Hace casi 55 años, Estados Unidos declaró un embargo económico a Cuba. La isla quedó fuera de la nueva economía política mundial que surgió después de la Guerra Fría en un intento de debilitar el liderazgo comunista de La Habana.

PUBLICIDAD

Durante más de cinco décadas, el país Caribeño se estancó económicamente al registrar un Producto Interno Bruto (PIB) equiparable al de países como Uzbekistán y Omán (localizados al suroeste de Asia).

El 17 de diciembre de 2014 fue un día histórico para ambas naciones, ya que Barack Obama, presidente de Estados Unidos, ordenó el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba y la apertura de una embajada en La Habana.

“Al igual que con otros mercados emergentes, Cuba está tiene oportunidades ligadas con riesgos significativos. Los inversionistas deben proceder con cuidado ante la falta de un sistema de control y equilibrio en el gobierno. No debe perderse de vista la indiferencia por la competitividad económica, unida a los riesgos políticos tradicionales que enfrentan las naciones en desarrollo”, advierte Frank Holder, vicepresidente de FTI Consulting en Latinoamérica en un reporte titulado Diálogo rejuvenece relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

El ejecutivo explica que, a pesar de la declaración de Obama, el embargo con Cuba sigue vigente hasta el momento en que el Congreso de Estados Unidos promulgue una liberación completa de la restricción.

A continuación, te presentamos los seis sectores que se beneficiarán tras el levantamiento del embargo económico a Cuba.

1.- Turismo. El sector turístico debe esperar el mayor impacto en el corto plazo ante un aumento en la llegada de viajeros estadounidenses a la isla . Mientras que los viajes puramente turísticos permanecerán prohibidos hasta que el embargo esté completamente levantado, muchos viajeros de otras latitudes del mundo estarán tentados a visitar la isla antes de que empiece el cambio en el modo de vida de Cuba.

2.- Agricultura. Casi un tercio de la superficie terrestre total de la isla es un territorio muy fértil y cultivable, perfecto para el azúcar, el tabaco, y una amplia variedad de cultivos frutales. La normalización de las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba no sólo permitirá a las empresas estadounidenses reclamar participaciones apreciadas en la industria agrícola de Cuba, sino también ofrecer a un grupo de consumidores el espectro de productos agrícolas estadounidenses.

3.- Finanzas. Una vez que aumenten los flujos de remesas y las restricciones bancarias se aligeren – permitiendo a los bancos cubanos a abrir cuentas en los Estados Unidos, y a las instituciones financieras estadounidenses para abrir cuentas en bancos cubanos – la industria financiera debe esperar una mayor actividad, especialmente para servicios de consultoría financiera para la navegación de las complejidades de las nuevas relaciones monetarias internacionales.

4.- Telecomunicaciones. En tanto Cuba permita un mayor acceso a Internet y otras telecomunicaciones, empresas que desarrollan y operan la infraestructura de red, así como los que proporcionan los productos de telecomunicaciones asociados, podrán esperar una explosión de la demanda en el corto plazo.

5.- Importación / Exportación. La relajación de las restricciones permitirá a las empresas estadounidenses a exportar productos específicos de alta demanda, tales como equipos de telecomunicaciones, productos agrícolas, suministros y materiales de construcción para las pequeñas empresas y bienes residenciales. Además se pueden abrir oportunidades para la importación de productos cubanos, en particular los bienes relacionados con la agricultura.

6.- Energía. Como se indicó anteriormente, Cuba tiene como objetivo no sólo el desarrollo de sus propios depósitos de petróleo, sino también la incorporación de energía solar, eólica y la energía hidroeléctrica en su cartera eléctrica. Es probable en el mediano y largo plazo, que se generen numerosas oportunidades para empresas de toda la industria de la energía.

 

Siguientes artículos

Caos, el Big Bang de millonarios
Por

Si no hubieran vivido un caos, los millonarios no hubieran aprendido ciertos valores ni fraguado ideas que hoy los hacen...