Por Melanie Amaya*

Gandhi dijo: “la mejor manera de encontrarte a ti mismo es perderte en el servicio”.

El liderazgo es una consecuencia de servir a otros y existen factores que caracterizan un liderazgo servicial:

  1. La confianza nace del servicio

     Una persona con un equipo a su cargo posee un nivel de autoridad, pero esto no lo convierte en líder, solo lo posiciona como jefe.

     Un líder servicial se gana la confianza de otros porque ha demostrado un interés genuino por el bienestar de los demás ayudándolos. Confiamos en las personas que quieren lo mejor para nosotros. 

    La práctica del liderazgo servicial surge de la disposición del líder para apoyar a otros cuando lo necesiten.

  2. Servicio desde el amor

    La Madre Teresa dijo: “el fruto del amor es el servicio y el fruto del servicio es la paz”.

     Cuando la motivación por servir es genuina, nace de la fuente más poderosa que nos lleva a querer el bienestar de otros: el amor.

     El liderazgo servicial es posible cuando nace del deseo de crear bienestar ayudando a nuestros colaboradores a desarrollar su potencial y producir resultados que generen un impacto positivo.

  3. La motivación surge de un propósito significativo

    Un líder servicial encuentra motivación en un propósito significativo y, junto con su equipo, construye una misión inspiradora que empodera a sus colaboradores. 

    Es ahí donde surge la motivación, de la satisfacción que se produce en nuestro interior cuando ayudamos a otros. 

    Como dijo el Dalai Lama: “nuestro propósito primordial es ayudar a otros”.

    No te pierdas: Coaching Ejecutivo para acelerar el desarrollo de líderes

  4. Más acciones y menos discursos

    Si bien un líder servicial inspira a otros al comunicar de forma auténtica sus valores, aspiraciones y creencias, la manera en que más inspira es a través del ejemplo.

    El liderazgo servicial es un estilo de vida en el que servir es un valor y las acciones que el líder realiza buscan ser coherentes con dicho valor.  El mejor discurso de un líder servicial son sus actos de servicio.

  5. La lealtad es una consecuencia

    Un líder servicial comprende que su función es facilitar el aprendizaje de sus colaboradores para que pongan sus fortalezas al servicio de las metas.

     Cuando el líder actúa como un coach que se enfoca en el crecimiento de otros, se gana la lealtad de las personas y en el momento en que necesite ayuda, encontrará muchas manos extendidas dispuestas a colaborar. 

  6. No depende de una posición de autoridad

    Un líder servicial no espera hasta tener a otros a su cargo para empezar a servir. Sabe que la posibilidad de ayudar es independiente a su rol y aprovecha las oportunidades donde puede apoyar a otros.

     Como dijo Martin Luther King: “No necesitas un título para servir. Solo necesitas un corazón lleno de gracia y un alma que produce amor”.

  7. Deja huella

    Al final lo que cuenta es la huella que hemos dejado en la vida de otros. El liderazgo es servir, ayudar a los demás a que alcancen metas y sean la mejor versión de sí mismos.

     Un líder servicial busca dejar una huella positiva en el mundo a través de su trabajo, acciones y forma de relacionarse con otros. De esta manera es como lleva una vida significativa.

  

Contacto: 

Blog: Amayaco

Página web: amayaco.com

Correo: [email protected]

LinkedIn: Melanie Amaya Hurtado

 

*La autora es Cofundadora y CEO de Amayaco, coach ejecutiva y consultora en liderazgo.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Te recomendamos: Mindfulness, la práctica que ayuda a los líderes a mejorar su atención

 

Siguientes artículos

Cumplir en beneficio de todos: combatiendo la corrupción en México
Por

Un sector empresarial transparente y ético es esencial para impulsar el desarrollo de México. En alianza con las autorid...