Durante su paso por la academia policial, siete de cada 10 mujeres fueron víctimas de violencia de género, mientras cuatro de cada 10 dijo haber sido víctima o presenciado algún tipo de discriminación o acoso en sus corporaciones, de acuerdo con un estudio de Causa en Común.

A través de 300 encuestas y seis grupos de enfoque a mujeres policías del municipio de Nezahualcóyotl en el Estado de México, la investigación de Causa en Común reveló que 68% de las adscritas afirmó haber recibido comentarios lascivos o piropos por parte de sus superiores cuando cursaron la escuela para policías.

Del total de policías consultadas, el 18% expresó que fue objeto de insinuaciones o solicitudes sexuales, el 9% recibió mensajes, fotografías o comentarios con insinuaciones o insultos; 5% fue víctima de tocamientos o manos no consensuado, mientras el 1% afirmó haber sufrido intentos de violación, afirmó Pilar Déziga Velázquez, investigadora de Causa en Común.

Te puede interesar: Policías, con 4 veces más riesgo de ser asesinados que un ciudadano: estudio

Una vez integradas a la corporación policiaca, explicó la experta, 39% de las mujeres policías presenció o fue víctima de discriminación, 17% de abuso físico y 2% de abuso sexual.

Durante la elaboración del estudio, la organización encontró que las adscritas se enfrentan a una encrucijada entre un ascenso laboral y dedicarle más tiempo a su familia, por lo tanto les representa un reto doble la barrera policial y concursar para la promoción en el trabajo, indicó Déziga Velázquez.

La revictimización de las elementos también es una práctica común, entre compañeras y compañeros, ya que se normalizan ciertas conductas en el ámbito policial, por lo que algunas veces las acciones indebidas no se denuncia, y por el contrario, se acusa a la víctima por haber sufrido algún tipo de delito, abundó.

De igual manera el estudio develó que la mayoría de los mandos policiales no tienen la sensibilización en los temas de género, por lo que las integrantes de la policía son las que esperan que sus superiores tengan mayor conocimiento al respecto.

Sobre las denuncias que se levantaron al respecto por estos actos indebidos, en el 54% de los casos no hubo alguna sanción para el responsable, ya que fue el 30% de las ocasiones cuando se castigó al agresor; en tanto en el 11% de las situaciones se inició una investigación sobre el hecho y en el 5% se tomó la denuncia de la policía agredida, subrayó la investigador de Causa en Común.

Lee también: Guanajuato, entre los 5 estados con más policías asesinados

Algunas de las razones por las cuales las adscritas no presentaron una denuncia formal ante algún acto de esta clase fueron la incredulidad sobre la aplicación de una sanción al agresor, el temor a las represalias, el no saber a dónde denunciar, así como la falta de información sobre qué acciones se pueden denunciar y la normalización – revicitmización de las acciones, de acuerdo al estudio.

Ante ello, el 60% de las mujeres policía coincidió en la necesidad realizar talleres y cursos en materia de género, el 44% pidió pláticas con los mandos sobre el tema, el 36% normas más severas para los agresores y 35% sanciones ejemplares, refirió el documento de la organización.

En un análisis sobre un estudio realizado por Causa en Común a las corporaciones policiales a nivel nacional se encontró que cinco de cada 10 mujeres piensan que hay discriminación en la corporación, tres de cada 10 adscritas no participaron en concursos de ascenso porque lo consideran inequitativo, y dos de cada 10 refirió haber recibido una promoción en su cargo.

No basta con atacar las causas que generan la violencia de género, con perseguir a los perpetradores y proteger a las posibles víctimas, sino que se debe de cambiar la cultura machista en la policía del Estado de México, refirió la titular de la Secretaría de Seguridad Pública de dicha entidad, Maribel Cervantes Guerrero.

Te puede interesar: AMLO evalúa crear cuerpo policial para cuidar oficinas de gobierno… y ya existe uno

“Tenemos que quitar esa cultura de ser machos, de ser el que mande, eso ocurre en la provincia y el Estado de México no es la opción, por eso creen que es normal y pero no es así”, refirió en conferencia de prensa.

Cervantes Guerrero externó la necesidad de incrementar el presupuesto para el ámbito de la seguridad, ya que se necesita de la construcción y adecuación de espacios para el desarrollo de las mujeres policías; así como de un incremento salarial para el cuerpo policiaco.

“Como pretendemos que una mujer u hombre policía con 6,000 pesos de ingreso esté dispuesta dejar a sus hijos, su familia y a su vida”, subrayó.

Por ello, instó a entablar un sueldo base a las corporaciones policiales del país que le permita a los elementos cumplir con sus necesidades, además que con ello se podría mitigar la corrupción de los mismos, puesto que en la mayoría de las veces su sueldo les es insuficiente.

 

Siguientes artículos

presión arterial en época de frío
Hospitales privados, sin tecnología para diagnosticar coronavirus
Por

El gobierno señaló que la prueba diagnóstica para el nuevo coronavirus no es un test de uso clínico universal, sino para...