En 2016 inicia la contabilidad electrónica para todos los contribuyentes, así es que deberemos ser más disciplinados que nunca.

 

Cada año hacemos nuestros propósitos de año nuevo en varias áreas de nuestra vida. Entre éstos, los más comunes son el ejercicio y la dieta, pero ¿sabes que hay un propósito nuevo para este año? Éste es el propósito fiscal.

 

¿Qué es un propósito fiscal?

Es buscar que desarrollemos la disciplina en el cumplimiento de nuestras obligaciones relativas a los impuestos. Este año inicia la contabilidad electrónica para todos los contribuyentes, así es que deberemos ser más disciplinados que nunca. Presentar nuestras obligaciones a tiempo será muy importante, pues de no hacerlo la autoridad podrá pedirnos cuentas.

 

¿Qué debo hacer para cumplir con mi propósito fiscal?

Si eres empleado, no tendrás por qué preocuparte, ya que tu patrón hará la presentación de tus impuestos. En el caso de que durante el año 2015 hayas recibido ingresos mayores a 400,000 pesos, en abril deberás presentar declaración anual.

Este año no tienes por qué preocuparte, ya que seguramente en tu cuenta del SAT aparecerá la información precargada para que aceptes o hagas alguna modificación si la información no es correcta.

Para los demás contribuyentes presentamos importantes tips que deberán llevar a cabo cada mes, y así cumplir con el SAT de la manera más económica posible. Si los conviertes en hábitos te costará menos trabajo cumplir tu propósito fiscal.

  1. Siempre date el tiempo suficiente para pedir factura de los gastos que hagas relativos a tu actividad. (Pide el Uber cuando ya tengas tu CFDI.)
  2. Revisa que el RFC venga correcto en los CFDI que recibas, ya que, de no ser así, no lo podrás deducir.
  3. Siempre proporciona tu correo para que tus proveedores te hagan llegar el archivo .xml, pues es el importante para el SAT.
  4. Compra sólo en establecimientos que den factura. No aceptes tratos del tipo “Si lo quiere con factura es el monto más IVA”, ya que es mejor pagar ese IVA y deducir el gasto.
  5. Conoce bien las fechas de presentación de tus obligaciones.
  6. Haz tus pagos a tiempo, para no tener que gastar más en recargos, actualizaciones y multas.
  7. Busca a un contador que conozca y aplique la ley de manera correcta.

 

Un propósito difícil de cumplir

No es fácil cumplir con este propósito, tanto como no es fácil cumplir una promesa de ejercicio o de dieta, así es que vas a necesitar el mejor de los apoyos: el de un buen contador. Él es quien debe estar pendiente de ayudarte a cumplir con tu nuevo propósito cada mes, es quien te debe decir cómo actuar y estar pendiente de las fechas importantes.

Tu trabajo será escucharlo, llevar a cabo sus recomendaciones y cumplir lo que la autoridad pide.

Te invito a que agregues este propósito a tu lista y te deseo un feliz año fiscal® 2016.

 

Contacto:

Twitter: @Impuestum

Facebook: Impuestum

YouTube: impuestum contadores

LinkedIn: Impuestum Contadores

Página web: impuestum contadores

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Digitalización y movilidad impulsan tu negocio en 4 niveles
Por

La información que se origina a partir de dispositivos móviles y redes sociales es la puerta de entrada a un mundo de co...