No hay fórmula mágica para motivar; lo que sí te puedo asegurar es que lo más importante para retener talento es hacer que la gente se sienta apreciada.

 

 

Uno de los retos más grandes que tenemos los emprendedores es atraer y retener talento. Comparto con ustedes algunas ideas basadas en buenas experiencias y –haciendo autocrítica– de otras veces en que me equivoqué y perdimos talento clave en emprendimientos de los que fui parte:

PUBLICIDAD

 

1. Define claramente roles y responsabilidades: Si bien en una startup todos terminamos haciendo de todo, dejar claro quién es el “dueño” es clave. En la manera de lo posible genera transparencia para que todos sepan quién es el responsable final de cada iniciativa.

 

2. Escucha todo lo que puedas: Dale tiempo a los miembros de tu equipo para que se expresen. Dedica tiempo a conocer sus opiniones en cuanto a la empresa, el producto o servicio que se está dando, cómo se sienten en su puesto de trabajo y qué está sucediendo en sus vidas a nivel personal. Muchas veces no tienes que hacer nada distinto; el hecho de dedicar el tiempo a escuchar hace una diferencia por sí mismo.

 

3. Comunica claramente las prioridades: Como líder de una organización probablemente estés lidiando con veinte cosas a la vez, pero por más de que tú tengas las prioridades muy claras, es necesario que las comuniques y que sean transmitidas a través de la organización. En la manera de lo posible trata de no tener más de tres grandes iniciativas a la vez. Si necesitas cambiar de rumbo comunícalo proactivamente, tanto el cambio de prioridades como la razón del cambio.

 

4. Busca focos de inconformismo y atácalos proactivamente: Una persona que no está bien puede contagiar al resto. No dejes que una baja moral ataque la organización porque una persona o un pequeño grupo de personas no está contento. No temas dejar ir miembros del equipo que son buenos a nivel ejecución pero no colaboran con un buen ambiente de trabajo.

 

5. Deja muy claro cuáles son las expectativas de cada rol y la cultura que se busca fomentar en la empresa: Hay empresas donde la mayoría de la gente trabaja remotamente y funcionan perfectamente, y empresas que parecen un campamento vacacional donde hay actividades con todos los empleados constantemente y también son exitosas. Elige cuál es la cultura que quieres crear y selecciona herramientas para reforzar el camino que elijas.

 

6. Dedica tiempo para entender las personalidades de tu equipo y explícales la tuya: Algunos somos hiperactivos, otros más tranquilos, algunos extrovertidos, otros introvertidos, algunos son muy organizados, otros sufrimos de déficit de atención. Entender las personalidades de cada uno ayuda a saber como interactuar mejor y a evitar malas interpretaciones. Una buena herramienta que es utilizada exitosamente por varias organizaciones para determinar personalidades y mejorar dinámicas de trabajo en grupo es el indicador Myers-Briggs.

 

7. Asegúrate de que los miembros de tu equipo se sientan apreciados: No hay fórmula mágica para motivar; lo que sí te puedo asegurar es que lo más importante para retener talento es hacer que la gente se sienta apreciada. Hay muchas formas de lograr esto, ya sea con reconocimientos públicos, premios monetarios o simplemente tomándote el tiempo para tener conversaciones uno-a-uno. Como en el resto de los aspectos de la vida, a todos nos gusta sentirnos estimados y relevantes.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @matiasrecchia

LinkedIn: Matias Recchia

Página web: IguanaFix

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.