El emprendedor mexicano debe preguntarse: ¿qué está pasando en el mundo y cómo puede tomar ventaja? ¿Qué tendencias influirán en los emprendimientos del nuevo año y de los años siguientes?

 

El último año ha visto un avance impresionante en materia tecnológica, en el que México ha participado como espectador que cada día está más cerca de integrarse a este movimiento de países desarrollados.  El gran sueño del país es llevar su competitividad al primer mundo, el cual ha estado obstruido por barreras como burocracia, visiones desesperanzadoras y problemas estructurales.

México está bien posicionado para convertirse en un líder mundial en la edad tecnológica si aprovecha las oportunidades actuales. El camino es el emprendimiento tecnológico. El emprendedor mexicano debe preguntarse: ¿qué está pasando en el mundo y cómo puede tomar ventaja? ¿Qué tendencias influirán en los emprendimientos del nuevo año y de los años siguientes?

PUBLICIDAD

 

  1. La Convergencia de tecnologías llevará a la disrupción

Desde hace tiempo, pero de forma cada vez más acelerada, la creatividad, la tecnología y los medios convergen para crear nuevos negocios y compañías.  De acuerdo con el MIT Technology Review, hay que observar tecnologías de gran impacto como el uso de drones para actividades agrícolas, la aparición de smartphones ultraprivados, el mapeo del cerebro mucho más eficiente, el desarrollo de chips neuromórficos, la edición genómica, los videojuegos inmersivos, la creación de robots ágiles, y las energías solar y eólica inteligentes.  Esto llevará a impactos de todo tipo, como dar tratamiento a suelos, la encriptación de comunicaciones, el desarrollo de la inteligencia artificial, el combate al autismo y Alzheimer, el entrenamiento para responder a emergencias, la ayuda a brindada adultos mayores y la predicción de fluctuaciones de energía. (Massachusetts Institute of Technology, 2014)

 

  1. Más negocios de emprendimiento social

En el 2015, casi tres cuartas partes de la generación millennial tendrá más de 18 años, afianzando su incorporación a la vida laboral y aumentando paulatinamente su poder adquisitivo.  Esto implica que las y los jóvenes millennials demandarán más organizaciones con responsabilidad social para ganarse su lealtad.  Marcados por vivir en continuas recesiones y crisis económicas, los nuevos consumidores desconfían del sistema económico y tienen en mente mejorar el mundo atendiendo causas sociales.  Por ello, procuran una visión más mesurada de lo que es importante en su vida, prefiriendo acumular experiencias que posesiones materiales.  La mayoría preferiría un empleo ganando poco y haciendo lo que les gusta, antes que ganando mucho y haciendo algo que consideran “aburrido”.

Esta nueva visión en la generación de valor se ve acentuada por los valores de los mexicanos.  De acuerdo con la escala de valores culturales nacionales de Hofstede, México es el país 32 de 51 en individualismo, por lo que se le puede considerar como ligeramente colectivista. (Robbins & Judge, 2013)  Con este antecedente, no es de extrañar que los emprendimientos del país con mayor inyección de capital de riesgo o adjudicación de premios económicos sean ya sea negocios de corte social (por el bien colectivo) o bien “refritos” o “tropicalizaciones” de emprendimientos extranjeros (por su probado mecanismo de generación de utilidades).

 

  1. Conseguir inyección de capital será más fácil, pero más difícil

En su segundo año de operaciones, el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) tuvo un presupuesto de 9,300 millones de pesos.  Sin embargo, recibió 20 mil solicitudes de apoyo para proyectos, casi el triple que el año anterior, por lo que el 80% no pudieron ser atendidas.  La mediación del Inadem ha animado a la comunidad de inversionistas privados a participar en conjunto o independientemente en el fondeo de proyectos.  Ahora, el desconocimiento del proceso de emprendimiento por parte de inversionistas, así como la sofisticación y la feroz competencia internacional subieron los estándares para obtener recursos.

Los emprendedores mexicanos con visión y conexiones internacionales buscan capital en el extranjero, pero como resumió Naval Ravikant, fundador de AngelList, “La tracción que interesa a inversionistas es un objetivo cambiante.  El ecosistema entero se está volviendo mucho más eficiente.  Las compañías están logrando mucho con muy poco.  Hace pocos años, podías obtener capital mostrando pre-tracción.  Hace un año, podrías obtener fondos con unas diez mil descargas de tu aplicación.  Ahora probablemente necesites unas cientos de miles de descargas o una proporción de adopción muy rápida.” (Weinberg & Mares, 2014) Por ello, el crecimiento sostenible en usuarios y en uso de los productos sigue siendo crucial para obtener capital de riesgo.

 

  1. Más emprendedores en número, pero menos emprendimiento porcentual

Estados Unidos se han dado cuenta que, pese a ser uno de los países líderes en emprendimiento y celebración del mismo, han experimentado una disminución generalizada en el número de startups en los últimos 30 años.  Los dos factores principales que han causado este fenómeno también están pasando en México.  Por un lado, hay crecimiento desigual de la población en diferentes partes de su territorio, pues los estados más ricos atraen inmigrantes trabajadores –no necesariamente emprendedores- de estados más pobres.  A menor expansión de la población, menor creación de nuevas empresas.  Por el otro, la consolidación empresarial implica que un negocio opera en diferentes lugares a través de franquicias, sucursales y oficinas. (Hathaway & Litan, 2014)  La consolidación empresarial refleja que unos pocos dueños tienen muchos negocios.

En el caso de México, se calcula que las 39 familias más acaudaladas suman en total una riqueza de alrededor del 15.1% del Producto Interno Bruto. Por ello, México tiene la gran oportunidad de apoyar más emprendedores mexicanos que potencialmente disminuyan la inequidad, pero también facilitar el desembarco de emprendedores extranjeros que deseen probar suerte en México y que países como Estados Unidos les están negando la oportunidad.

 

  1. Las redes sociales y las apps seguirán sofisticándose

Las redes sociales seguirán siendo el agente más importante para llamar la atención de las startups y pequeñas empresas ,y aumentar su tracción.  De acuerdo con un estudio de LinkedIn, el 81% de las Pymes está usando las redes sociales, y el 94% las utiliza con fines de mercadotecnia.  Esto no sólo confirma que las redes sociales como Facebook, Twitter, Pinterest y LinkedIn ya están plenamente consolidadas en el mercado maduro, sino que están extrayendo gran cantidad de dinero de sus productos (usuarios) y clientes (consumidores de publicidad).

Las aplicaciones móviles también podrán servir para hacer disrupción en el gobierno, que se revolucionará por la creación de plataformas para encontrar criminales por su actividad en la red, para ofrecer educación virtual, para democratizar sistemas anticorrupción y pro-transparencia, y para hacer escrutinio de candidatos.

También se continuará con el desarrollo de infraestructuras que promoverán la colaboración a través de redes sociales y en dispositivos móviles.  Las nuevas aplicaciones están permitiendo crear y editar documentos en la marcha.  A diferencia de sus versiones de escritorio, la colaboración móvil mejorará las comunicaciones al dar seguimiento a cambios, facilitar intercambio de mensajes y disminuir los tiempos de producción compartida.

 

  1. Más emprendedoras, cuestión de equidad

El último año tuvo un avance paupérrimo en la proporción de mujeres emprendedoras.  De acuerdo con el INEGI, las mujeres en México sólo representan el 16% del sector empresarial.  En países más desarrollados e igualitarios, la proporción de mujeres que son dueñas de pequeños negocios oscila a entre 29 y 35%.  Sin embargo, la incursión en las áreas STEM (por sus siglas en inglés), Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, abre grandes oportunidades para que las mujeres creen empresas innovadoras.  Para que haya más emprendedoras, las mujeres requieren más oportunidades de mentoría en emprendimiento, opciones de capacitación, acceso a mayor capital de riesgo y mejora en la satisfacción laboral. (Kymn, 2014)

 

  1. Todo irá más rápido, y después más rápido

En el último siglo, la vida media de una compañía que permanecía en el índice Standard and Poors bajó de 67 años a 15 años.  “Hemos entrado a la edad de la startup de mil millones de dólares, y pronto entraremos a la edad de la corporación de 1 billón de dólares, en la que las mejores compañías e instituciones se estarán moviendo aparentemente a la velocidad de la luz.” (Ismail, 2014)  Para este año, podemos esperar más organizaciones exponenciales, las cuales se apalancan en recursos externos para lograr sus objetivos.  Usan la información como su mejor activo y accedan recursos que no les son propios.  Al ser conducidas por flujos masivos de información, son capaces de duplicar su relación precio-rendimiento cada año.  Por tanto, podemos esperar la consolidación de más Oculus Rifts, Snapchats, Whatsapps, Ubers y Teslas.

 

Conclusiones

México tiene la ventaja de que el 61% de la población de 34 años o menos usa el internet, por lo que nuestras poblaciones y necesidades nos convierten en uno de los países con más potencial.  Los emprendedores mexicanos necesitamos dar mejores respuestas a tres cuestiones fundamentales: 1) entender qué buscan los inversionistas de visión internacional, 2) dominar las tendencias tecnológicas mundiales, y 3) identificar cuáles son las circunstancias y recursos que ya poseemos.  El nuevo año trae oportunidades inmensas, y algunos mexicanos serán parte de la reconfiguración de los emprendimientos tecnológicos a escala global.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @jarreolar

Facebook: Javier Arreola

Página personal: Javier Arreola

Página web: AILUM

 

—————————-

Trabajos Consultados
  1. Hathaway, I., & Litan, R. E. (Noviembre de 2014). What’s Driving the Decline in the Firm Formation Rate? Obtenido de The Brookings Institution: http://www.brookings.edu/~/media/research/files/papers/2014/11/driving%20decline%20firm%20formation%20rate%20hathaway%20litan/driving_decline_firm_formation_rate_hathaway_litan.pdf
  2. Ismail, S. (2014). Exponential Organizations. Nueva York, NY: ExO Partners LLC.
  3. Kymn, C. (Diciembre de 2014). Help Wanted: Seeking Women Entrepreneurs in STEM. Obtenido de The Brookings Institution: http://www.brookings.edu/blogs/techtank/posts/2014/12/8-women-in-stem-kymn
  4. Massachusetts Institute of Technology. (2014). 10 Breakthrough Technologies 2014. Obtenido de MIT Technology Review: http://www.technologyreview.com/lists/technologies/2014/
  5. Robbins, S. P., & Judge, T. A. (2013). Organizational Behavior. Boston, United States: Pearson.
  6. Weinberg, G., & Mares, J. (2014). S-Curves Publishing.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Lo bueno, lo malo y lo feo de la reforma energética
Por

A falta de que se discutan las leyes secundarias el próximo año, la reforma tiene puntos débiles, como en legislación y...