El crédito para comprar, construir o remodelar una vivienda es uno de los más importantes que puedes obtener. Por eso te hago estas 7 recomendaciones.

 

Lo primero que debes saber es que, en general, los créditos hipotecarios no cubren el total del valor de la vivienda que deseas adquirir; en realidad, complementan el dinero que ya tienes a fin de reunir la cantidad suficiente para comprarla.

Habitualmente, las empresas dedicadas a dar crédito establecen un porcentaje mínimo del valor total de la vivienda como enganche. Supongamos que quieres un departamento de 1 millón de pesos y que la empresa a la que estás solicitando el crédito pide un 20% de enganche. Esto significa que tendrías que aportar 200,000 pesos como enganche y que la cantidad que el otorgante te financiará será de 800,000 pesos.

PUBLICIDAD

Supongamos que los gastos notariales sean del 5%; eso representaría un desembolso de 50,000 pesos. Sumados, en este ejemplo, para la compra del inmueble necesitarías tener 250,000 pesos disponibles.

Si tienes oportunidad de aportar un porcentaje mayor puede ser muy conveniente porque la cantidad que te financiarán será menor y, por lo tanto, la suma que pagarás por intereses también será menor.

Toma nota de que según la institución y el tipo de crédito que solicitas podrán prestarte un 80%, 90% o hasta un 100% del valor del avalúo del inmueble. Acude a la institución de tu preferencia a pedir varios simuladores.

Una opción muy interesante es combinar el financiamiento del Infonavit o Fovissste con el de un otorgante de crédito privado. Con este tipo de esquema de cofinanciamiento podrías aspirar a una propiedad de mayor valor.

Al considerar opciones de crédito hipotecario es importante que pongas atención a 7 elementos básicos.

  1. Realiza tu presupuesto familiar para tener certidumbre de que podrás pagar puntualmente y sin problemas tu crédito.
  2. Compara productos y esquemas en diferentes instituciones y elige la mejor.
  3. Recuerda que los intereses son la cantidad adicional que tendrás que pagar por el crédito. Hay varios esquemas, explora la oferta en el mercado.
  4. Con un crédito hipotecario vienen otros costos que considerar como gastos de investigación, avalúo, comisión por apertura del crédito y claro, los gastos notariales. La mayoría de los créditos hipotecarios incluyen seguros cuyo costo se cubre con tu pago mensual.
  5. Recuerda que con plazos largos el pago mensual es menor, pero al final la cantidad total que pagarás será mayor. En cambio con plazos más cortos el pago mensual es mayor, pero la cantidad total que pagarás será menor.
  6. Para que tu propiedad tenga mejores posibilidades de tener plusvalía en el futuro revisa la calidad de la construcción y acabados, la infraestructura y calles cercanas y, muy importante, la ubicación del inmueble.
  7. Revisa y ten presente cuáles son las penalidades en caso de que te atrases en los pagos del crédito. También ve si hay alguna penalidad por adelantar mensualidades o prepagar tu crédito y de paso conoce los seguros incluidos en tu crédito.

 

Contacto:

Twitter: @BurodeCreditoMX

Facebook: Buró de Crédito México

Página web: Buró de Crédito

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

SAT lanza herramienta para simular declaración anual
Por

Esta herramienta puede utilizarse desde cualquier dispositivo móvil  e incluye precargados los ingresos y retenciones.