Comprar al último momento, pagar con tarjeta de crédito y no planificar un presupuesto, son algunas  acciones que podrían poner en riesgo tu estabilidad financiera.

 

 

Son más de 25 millones los estudiantes de nivel básico en México que regresan a la escuela esta semana. La Procuraduría Federal del Consumidor recomienda a las familias que no cuentan con un ahorro destinado específicamente para este gasto, planificar y buscar en tiendas o en Internet promociones que puedan ayudar a aminorar un impacto a su estabilidad financiera.

PUBLICIDAD

La buena noticia es que el  inicio de un nuevo ciclo escolar reactiva la economía del país. En 2013, la temporada del regreso a clases generó una derrama económica de 5,160 millones de pesos, según cifras de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope).

Respecto al gasto promedio, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) estima que las familias mexicanas destinan más de un 13% de su ingreso trimestral a la educación, cifra que aumenta considerablemente con el inicio del ciclo escolar.

Datos del Inegi mostraron que, en 2013 la producción de productos de papelería en México alcanzó ventas por más de 1,142 millones de pesos.

“En México, el 48% de los papás realiza las compras 15 días antes del regreso a clases. El no planificar un consumo inteligente perjudica la estabilidad financiera de las familias, por eso, es importante que los padres de familia hablen con sus hijos sobre la importancia del ahorro y trabajen de manera conjunta habilidades que fortalezcan sus finanzas personales a futuro”, cuenta Sofía Macías Liceaga, vocera del programa educación financiera Consumo Inteligente en entrevista con Forbes México.

A continuación, la autora del libro Pequeño cerdo capitalista detalla los ocho peores errores para este regreso a clases.

1.- Compra todo en el último momento Esto significa que tendrás menos tiempo para comparar  los útiles escolares y pagarás más.

2.- No hacer un inventario. Comprar los útiles sin lista en mano y sin conocimiento de lo que puedes ocupar del periodo anterior evitará que puedas intercambiar con vecinos y otros papás.

3.-Comprae sin comparar. Comprar los primeros artículos que encuentres aumenta el riesgo de adquirir útiles y uniformes de mala calidad, lo que implica que a mitad de ciclo escolar deberás gastar nuevamente para reponerlos.

4.- No definir un presupuesto para compras especiales. Los niños siempre quieren las mochilas o los estuches con figuras de moda, sin embargo, estos productos implican un mayor costo. No contemplar esos gastos hará que te salgas de tu presupuesto.

5.- Ser individualista. El no coordinarte con otros papás para comprar al mayoreo hará que tus gastos sean mayores.

6.- Tirar todos los comprobantes y garantías. Al hacerlo, no podrás reclamar, hacer aclaraciones, cambios o devoluciones en caso de que alguno de tus artículos tenga alguna falla, en especial los aparatos electrónicos como computadoras portátiles o tablets.

7.- Abusar del crédito. Comprar sin fijarte en las fechas de corte y de pago, pagar sólo el mínimo, meter todo a meses sin intereses, o bien, recurrir a un préstamo personal o de casa de empeño, sin comparar tasas ni condiciones impactará en tus finanzas personales, así como en las de tu familia.

8- No realizar un fondo de ahorro. Durante todo el año gastarás en improvistos y en otras fechas importantes, el no planificar el siguiente regreso a clases te generará una desestabilidad financiera.

Profeco

 

Siguientes artículos

Samsung patrocinará los Juegos Olímpicos hasta 2020
Por

El Comité Olímpico Internacional anunció la extensión del contrato de la firma surcoreana, sin revelar detalles, pero lo...