Por Denis Pinsky

Muchos dueños de negocios creen erróneamente que el nombre del dominio es sólo una dirección para su sitio online. Pero como explicó Rand Fishkin, fundador de Moz —herramienta de SEO dedicada al posicionamiento web y marketing digital—, es mucho más que sólo eso.

Hay un número de factores que deberías considerar seriamente a la hora de pensar en distintos nombres. A continuación, te presentamos una serie de consejos que te facilitarán la tarea de elegir un nombre adecuado y efectivo para tu dominio.

1 Fácil de vender

El nombre de tu dominio es el rostro de tu empresa en forma de URL. Por lo tanto, tienes que asegurarte que el nombre de tu dominio suene como una marca.

¿Y cómo haces eso? Elige uno simple, innovador y fácil de recordar. Evita insertar guiones, números o cualquier cosa que lo haga sonar poco natural y complicado. Un excelente ejemplo es Pepsi.com, un nombre mucho más sencillo que opciones como Pepsi-cola.com o Pepsi-2-drink.com.

2 Fácil de pronunciar

Este consejo está muy relacionado con el anterior. Si bien los usuarios no dirán el nombre de tu dominio en voz alta, aun así, la pronunciabilidad es importante. Esto se debe a la fluidez en la lectura: la facilidad con la que nuestros cerebros procesan la información. Los nombres que no requieren que una persona tenga que concentrarse mucho son generalmente los más fáciles de recordar, y de la misma manera, se prestan a asociaciones positivas.

“Si tienes que deletrearlo por teléfono, estás perdido”, asegura Jason Calacanis, emprendedor y gran inversionista detrás de gigantes tecnológicos y startups como Uber, el Launch Festival y This Week in Startups.

Cuando la gente se equivoca constantemente escribiendo o deletreando tu dominio es porque es difícil de recordar, y todo ese tráfico potencial se pierde. La mayoría de las personas se rendirán rápidamente al buscar tu sitio online porque no tienen el tiempo ni el deseo de estar adivinando nombres en sus búsquedas de Google.

La lección aquí es simple: ¡Facilítale a tus clientes el encontrarte!

3 Corto, pero no tanto

La brevedad puede ayudar a que tu dominio sea sencillo y fácil de recordar, pero ser demasiado breve puede causar justo el efecto contrario. Compara PastaScience.com con PastaSci.com. Éste último es difícil tanto de pronunciar como de recordar, a pesar de tener menos caracteres. La primera versión es mucho mejor.

La clave aquí es alcanzar el equilibrio. Arriésgate por algo breve, pero no sabotees el nombre de tu dominio por querer quitarle palabras o letras.

En la búsqueda de brevedad, muchos consideran la opción de usar un acrónimo para el nombre de su dominio. Pero eso es sólo astuto cuando el nombre de tu marca o producto es conocido por sus iniciales. Por ejemplo, el sitio de World Wildlife Fund se encuentra en internet como WWF.org. Esto funciona perfectamente para ellos debido a que su fundación es conocida mundialmente como WWF.

4 Busca el .com

Cuando se trata de extensiones, ser único no es siempre lo más recomendable. Mientras que algunas extensiones nuevas como el .me o el .pro pueden parecer originales y atractivas, el .com es la extensión más fácil de recordar y la más usada en el internet. De hecho, tres cuartas partes de los sitios online usan .com como extensión.

Si no puedes obtener el .com, opta por usar otras extensiones conocidas como .co, .net o .org. Y luego planea cómo adquirir el .com en un futuro.  Por supuesto, necesitarás checar quién es el dueño de ese dominio primero. Si una marca grande ya es dueña de tu .com preferido, es poco probable que puedas comprar la extensión. A menos que seas millonario.

¿Y qué hay de las extensiones específicas para cada país? ¿Como .nl para los Países Bajos o .de para Alemania? Estas extensiones funcionan perfecto si los planes de tu negocio no incluyen un mercado fuera de tu país. Para ejemplificar esto, la extensión .ca es muy recomendable para las compañías canadienses que operan únicamente en Canadá.

5 Evita infringir los derechos comerciales y confundir al usuario

El dominio ideal es distintivo. No debe ser confundido con el nombre de otro sitio o marca. Después de todo, no quieres lidiar con demandas en tu contra, ¿o sí? Si el nombre de tu dominio infringe los derechos comerciales otra marca, podrías enfrentarte a serios problemas legales y verte obligado a renunciar a tu sitio. Antes de registrarlo, asegúrate de checar si viola alguna marca.

También, si las personas confunden tu nombre con otra marca, pueden hacerlo los buscadores. Elegir un nombre muy similar a otra marca puede ocasionar que los resultados de las búsquedas de tu sitio se relacionen con enlaces irrelevantes que puedan afectar tu negocio.

6 Sé intuitivo

El dominio ideal debe ofrecer a los usuarios una idea de lo que se trata tu negocio. Rand Fishkin usa PastaPerfected.com como ejemplo de un dominio intuitivo que indica que se trata de un sitio de pasta. Directamente, el cliente potencial puede tener una idea clara de lo que encontrará en el sitio. El nombre de tu dominio debe tener ese mismo efecto.

Adicionalmente, la intuición ayuda a que los usuarios recuerden el nombre de tu marca fácilmente. Cuando la gente puede imaginarse el concepto de tu negocio con tan sólo el nombre de tu dominio, puedes apostar a que lo tendrán presente en su memoria.

7 Cuidado con las palabras clave

Es verdad que tener algunas palabras clave en el nombre de tu dominio puede ayudar al tráfico del sitio. No obstante, no gastes toda tu energía en hacer todo lo posible en que las palabras coincidan con la frase. Hacerlo puede afectar gravemente a tu marca.

Google se dio cuenta de esta táctica generadora de spam para que las palabras clave en las búsquedas coincidieran con los nombres de los dominios, por lo que tener palabras clave en el dominio ya no es un factor de ranking. Además, muchos usuarios creen que los sitios con esta característica son de baja calidad.  ¿Qué dominio suena más profesional para una marca de zapatos deportivos para hombres: sportsdirect.com o zapatosdeportivosparahombres.com?

Nuestro consejo: evita usar palabras clave genéricas y frases exclusivas. No sólo son difíciles de recordar, sino que los nombres de los dominios basados solamente en frases genéricas no cuentan con los mismos beneficios del SEO.

8 Añade y modifica si es necesario

Si ya intentaste todos los tips anteriores y aun así el nombre del dominio que quieres no está disponible, no te preocupes. Añade, quita y modifica lo que sea necesario en el nombre para registrar tu dominio.

Puedes añadir un prefijo o un sufijo, como los siguientes ejemplos: ThePastaTerra.com o PastaTerraShop.com. También tienes algo de margen en el consejo número 4: anímate y modifica la extensión, eso te puede permitir registrar el nombre del dominio que quieres, siempre y cuando no afecte lo anteriormente dicho en los otros consejos y funcione para tu marca y tu audiencia. Esto podría resultar en algo como Terra.Pasta.

Siguientes artículos

DJI perfecciona su Phantom 4 con una versión avanzada
Por

Su nueva versión Advanced puede volar y flotar con precisión en lugares cerrados, sin acceso a la orientación por sistem...