El gobierno de la República ha depositado para el proceso de reconstrucción por los sismos de septiembre de 2017 más de 7,881 millones de pesos (mdp), de los cuales ya se retiraron por los beneficiarios cerca de 7,387 mdp, es decir 93.7 por ciento, de acuerdo con Rosario Robles, secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Robles precisó que el apoyo económico para facilitar las labores de reconstrucción de viviendas fue 10 veces mayor al que se utilizó para la demolición y la remoción de escombros.

En un comunicado, señaló que conforme al censo realizado por las autoridades, fueron 59,866 las viviendas registradas con daño total por los sismos del año pasado, de las cuales al momento poco más de 43,800 ya tienen un grado de reconstrucción, cifra que equivale a 73.2%.

Indicó que se inscribieron 111,628 viviendas con daños parciales, lo cual dio un total de 171,494 viviendas dañadas por los fenómenos naturales.

Explicó que el método de autoconstrucción fue el elegido para que cada una de las familias levantara de nuevo sus viviendas, con el apoyo económico de tarjetas emitidas por el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi), y para apoyar a todos los afectados hubo acompañamiento con asesorías técnicas.

“Se han entregado 164,521 tarjetas de Bansefi, que significa 96% del total, de éstas, 57,624 corresponden para daño total y 106,897 para daño parcial. Es muy importante señalar que sólo cuatro por ciento del total de las tarjetas no se ha entregado por diversos motivos, entre ellos la veda electoral que recién pasó”, refirió.

Ante los subsecretarios de Ordenamiento Territorial, Enrique González; de Desarrollo Urbano y Vivienda, César Castellanos; funcionarios y delegados de la dependencia, así como del director del Fideicomiso Proviváh, Armando Reza, Robles Berlanga sostuvo que lo más importante es que no hay un conflicto social derivado de este proceso.

Respecto a las acciones de asistencia técnica, la funcionaria federal puntualizó que la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) realiza inspecciones continuas para que se autoconstruya con mejor calidad.

“Hasta el momento tenemos 36,000 viviendas con este esquema, y además está la estrategia de las Mujeres Vigilantes, porque confiamos en que las mujeres serían la garantía de que el dinero entregado fuera aplicado a la reconstrucción de las viviendas; hoy 50,604 mujeres de manera voluntaria están pendientes de este proceso”, manifestó.

La titular de la Sedatu resaltó la participación del sector privado en esta etapa, sobre todo del Fideicomiso Fuerza México, y aclaró que la presente administración no utilizó ni un solo peso de este fideicomiso, el cual fue ejercido plenamente por las empresas y fundaciones que lo integran.

 

Siguientes artículos

salud-negocios-medicina
Mexicanos gastan 41% de sus ingresos en salud: OCDE
Por

Sólo 35% de los encuestados se realiza una revisión médica por lo menos una vez al año, mientras que 13% reconoce que nu...