El presidente Andrés Manuel López Obrador prometió el 22 de abril que en seis meses bajarían los niveles de violencia, luego de la masacre ocurrida en Minatitlán, Veracruz, donde el saldo fueron 14 muerto, entre ellos un bebé. Hoy, tanto las cifras de homicidios, como el enfrentamiento violento entre las fuerzas armadas y el crimen organizado en Culiacán, Sinaloa, develan que la inseguridad no ha cedido.

López Obrador pidió tiempo para que funcionara su estrategia de combate a la inseguridad, la cual se basa en sus programas sociales y la puesta en marcha de la Guardia Nacional, sin embargo los números de incidencias delictivas, así como de homicidios no han bajado desde el 22 de abril de este año.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en abril de este año se registraron 166,338 casos de incidencia delictiva, y al cierre de septiembre fueron de 166,832. Además, en diciembre de 2018 la cifra fue de 149,285.

A pesar de que de acuerdo con el SESNSP hay una tendencia a la baja en el número de homicidios de los últimos cuatro meses, la cifra de septiembre, que fue de 2,825 casos, es mayor a la de abril de este año, la cual fue de 2,731, cuando el ejecutivo hizo su promesa.

AMLO-Violencia

En comparación, la violencia no baja

Si se comparan las cifras de septiembre de 2018 con las de 2019, hay un incremento en el porcentaje de varios rubros delictivos.

Por ejemplo, las cifras del Secretariado indicaron un aumento del 19.7% en feminicidios, 29% en extorsión, 14% en violencia familiar, 37.8% en trata de personas, 22% en narcomenudeo, así como 4.38% en incidencia delictiva.

En cuanto al porcentaje de variación entre septiembre y agosto de 2019 en materia de homicidios, hubo una disminución del -58.3% para Campeche, sin embargo aumentó 450% para Aguascalientes, 300% para Yucatán y 95.7% para Hidalgo.

En ese mismo rubro, pero entre septiembre de 2018 con el mismo mes de 2019, sufrieron un incremento los estados de Hidalgo con el 114.3%, Yucatán con el 100% y Tlaxcala con el 66.7%.

El semáforo sigue en rojo

De acuerdo con datos de Semáforo Delictivo, en abril de este año se registraron 2, 310 homicidios, mientras en septiembre 2,403; lo cual reflejó un ligero incremento.

Otro rubro que presentó un nivel más elevado, de acuerdo con cifras de esta organización civil, fue el de feminicidio, el cual pasó de 70 casos en enero de este año, a 75 en abril y 91 para septiembre. Lo anterior representó un incremento del 14% con respecto a septiembre del año pasado.

La violencia familiar también subió, ya que pasó de 13,396 casos en enero de este año, a 16, 826 en abril, hasta 17, 421 para septiembre. En total, subió un 9% en comparación con septiembre de 2018.

La incidencia de lesiones también se modificó, puesto que pasó de 10,961 casos en enero de este año, a 13, 730 en septiembre del mismo. Con respecto al noveno mes de 2018, el incremento es el 5%.

En el rubro de violación, en enero de este año se dieron 1,181 casos; en abril fueron 1, 401; pero en septiembre se dieron 1,491. Por tanto, el incremento fue del 11% con respecto a septiembre del año pasado.

El narcomenudeo fue otro aspecto que no cedió, ya que la incidencia en abril de este año fue de 5, 289 y en septiembre pasó a 5,937; incrementó 22% respecto al año pasado.

TAMBIÉN LEE: Estos son los 5 estados más violentos en el gobierno de AMLO

 

Siguientes artículos

Fondo de Protección de Pagos pone en riesgo a acreditados del Fonacot
Por

Quedarían desamparados en caso de que el fondo no tenga recursos suficientes y perdieran su empleo, presentaran invalide...