Por Michael Solomon

Para aquellos cuya idea de vacaciones es ir con la corriente, los japoneses han llevado el concepto al siguiente nivel con Guntû, un lujoso hotel flotante en el mar interior de Seto. Diseñado por el arquitecto Yasushi Horibe, Guntû no es cualquier crucero.

Foto por Tetsuya Ito. Cortesía del Crucero Setouchi

Con la estética minimalista de un ryokan tradicional, el barco de 266 pies que atraca a una hora en coche del aeropuerto de Hiroshima cuenta con 19 suites con paneles de madera (desde 3,600 dólares por persona por dos noches), todas con vistas al mar.

Foto por Tetsuya Ito. Cortesía del Crucero Setouchi

También hay una gran terraza en la azotea, salones al aire libre, un gimnasio y una zona de comedor con un salón de té y un bar de sushi con pescado fresco de las aguas locales.

PUBLICIDAD

Foto por Tetsuya Ito. Cortesía del Crucero Setouchi

Y para los pasajeros que deseen desembarcar, Guntû ofrece excursiones de un día a las islas vecinas y tours de “pescadores por un día”.

Foto por Tetsuya Ito. Cortesía del Crucero Setouchi

 

Siguientes artículos

Trump trata de desactivar crisis de inmigrantes, pero la confusión mina su intento
Por

Ordenó a agencias federales que comiencen a reunir a las familias separadas en la frontera con México, pero los esfuerzo...