Las revisiones de los vehículos abarcan tanto las bolsas de aire instaladas en los asientos del conductor como en el del pasajero.

 

Reuters

TOKIO/DETROIT EU – Honda Motor y otras compañías automovilísticas japonesas retiraron el lunes casi otros 2.8 millones de vehículos para revisarlos por un defecto en los ‘airbag’ fabricados por Takata, lo que eleva a alrededor de 10.5 millones los vehículos sometidos a revisión en los últimos cinco años.

PUBLICIDAD

Estas revisiones abarcan tanto las bolsas de aire instaladas en los asientos del conductor como en el del pasajero, que el segundo mayor fabricante mundial de componentes de seguridad fabricó en 2000-2002.

La cifra total la sitúa entre las cinco mayores retiras en la historia de la industria. La cantidad de revisiones se está expandiendo aún más, ya que Nissan y Chrysler también retiraron el lunes más vehículos en algunas regiones de mucha humedad en Estados Unidos, a petición de la Administración Nacional de Seguridad Vial en Carreteras (NHTSA, por su sigla en inglés) para reemplazar los infladores de airbag de Takata (7312.T).

Honda dijo que había retirado alrededor de 2.03 millones de vehículos a nivel global por infladores de bolsas de aire potencialmente defectuosos de Takata fabricados en 2000-2002 que llevan el riesgo de explotar y dañar a conductores y pasajeros con fragmentos despedidos, ampliando la revisión que hizo en abril de 2013.

La compañía citó cómo los materiales explosivos usados para inflar las bolsas de aire de Takata del asiento del pasajero habían sido manejadas y procesadas en 2000-2002 en plantas en Estados Unidos y México.

Nissan Motor dijo que revisaría 755,000 vehículos a nivel mundial, mientras que Mazda Motor dijo que examinaría 159,807 vehículos. Ambas compañías también expandieron las retiradas que hicieron en abril de 2013.

Shigehisa Takada, consejero delegado de Takata, y Stefan Stocker, jefe de operaciones de la firma de componentes, dijeron que la compañía estaba trabajando con los reguladores de seguridad y fabricantes de coches.

“Buscaremos seguir fortaleciendo nuestro sistema de control de calidad y trabajaremos unidos como compañía para que no vuelvan a ocurrir problemas”, dijeron los ejecutivos en una declaración.

Una portavoz de Takata dijo que el impacto financiero de las revisiones no estaba claro. Por separado, Nissan y Chrysler dijeron que estaban llevando a cabo revisiones en algunas regiones de Estados Unidos para reemplazar los infladores de bolsas de aire de Takata en algunos vehículos en áreas de mucha humedad de Puerto Rico, Florida, Hawaii y las Islas Vírgenes.

 

Siguientes artículos

Manufactura de EU, en su ritmo más alto desde 2010
Por

La firma de datos financieros Markit dijo que la lectura preliminar de su índice de gerentes de compras subió a 57.5 en...