Por Annabel Acton

“Ocupado” es el estado natural de esta generación y eso no es nada bueno. Con el tiempo consagrándose como un recurso preciado, vale la pena pensar en formas de proteger tu propio tiempo. Y esto comienza con respeto. Si respetas tu tiempo, los demás lo harán. Estos son algunos tips de oro que te ayudarán a sentirte con más foco, menos preocupación y más energía:

1 | Establece metas claras

Todo comienza con un entendimiento a profundidad de lo que quieres alcanzar en tu trabajo. Toma un tiempo para establecer tus metas—escríbelas, hazlas visibles en tu día a día y asegúrate de entender tu motivación hacia ese objetivo—. Sin este entendimiento, tu meta difícilmente se cumplirá.

PUBLICIDAD

Con tus objetivos en mente podrás identificar las juntas o proyectos que te están acercando a tu meta y cuáles son las que solo te están frenando y distrayendo.

2 | Deja de decir que sí a todo

Con tus metas claras, comienza a priorizar tu calendario de acuerdo con aquellas cosas que te acerquen a tus metas; y comienza a rechazar las invitaciones a aquellas que te distraen o te apartan del camino. Esto no significa negarle la ayuda a cualquiera que no forme parte de tu meta, pero sí significa ser más selectivo cuanto a la cantidad de invitaciones de este tipo que decides aceptar.

Especialmente como mujer, nos encontramos en la necesidad de ayudar a otros en formas que a menudo nos dejan agotadas. Practica decir que no, sin sentir culpa alguna.

3 | Sé puntual

Si puedes ser puntual y demostrar que respetas el tiempo, mandarás un mensaje a los demás de que deberían de hacer lo mismo contigo. Y recuerda, que cuando corres frenéticamente de un lado a otro, estás poniendo en juego oportunidades de pensamiento consciente, impactante y revelador.

Llegar a tiempo te permite estar siempre en el momento, mentalmente ágil y receptivo a la genialidad. Estas son cosas positivas de las que debes de hacer un hábito.

4 | Establece por adelantado los objetivos de tus juntas.

Las juntas son uno de los principales desperdicios de tiempo en la fuerza laboral. Antes de que inicies cualquier junta, asegúrate de tener claro lo que quieres obtener de ella y lo que necesitas tener al terminar.

Establece estos objetivos desde antes y dirige la junta hacia dirección si se empiezan a desviar del tema. Esto te ahorrará tiempo y asegurará que todos los participantes terminen en el mismo canal y obtengan lo que necesitan de la junta.

5 | Defiende el tiempo para pensar por la mañana

Las mañanas son preciadas. Tu cerebro está en el momento más astuto, despierto y listo del día. En lugar de agendar juntas y llamadas, intenta proteger tu calendario para no tomar reuniones a esas horas. Utiliza este tiempo para enfocar tu mente fresca en ese pensamiento innovador y expansivo que se necesita para trazar tus grandes metas.

Esta dinámica de trabajo te ayudará a obtener un progreso real. Las tardes podrán estar libres para juntas, así como para realizar el trabajo que te planteaste por la mañana.

 

Siguientes artículos

Reinicia tu carrera en cuatro simples pasos
Por

¿Estuviste sin trabajo por un tiempo? Estos cuatro pasos concretos te ayudarán en tu proceso y te harán sentir mejor pre...