Te presentamos algunos consejos de la Condusef para que tus finanzas también disfruten del verano.

 

 

 

PUBLICIDAD

 

Si tu propósito para el verano es descansar fuera de la ciudad, antes empacar el bronceador,  ten en cuenta que la planeación de tu presupuesto es el mejor aliado para proteger tus ahorros durante estas vacaciones.

Un artículo de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) propuso algunos puntos que debes conocer antes de elegir un destino, transporte y hospedaje.

ABC para el verano

Te presentamos algunos consejos de la Condusef para que armes tu presupuesto de vacaciones:

Conoce tus recursos. Haz un presupuesto mensual, así conocerás tu capacidad total de pago y podrás saber cuánto puedes destinar a las vacaciones. Además, te ayudara a no hacer un gasto innecesario.  La Condusef recomienda que apartes entre el 10 y 15% para cualquier imprevisto.

Destino.Los sitios con mayor demanda suelen ser más caros. Opta por ciudades tradicionales, zonas montañosas o playas poco concurridas, pues encontrarás precios más accesibles.

Transporte. Depende del lugar y cuantas personas viajen contigo. Si vas en familia, conviene usar un vehículo. Si son dos personas,  la opción sería el autobús. toma en cuenta el transporte dentro del destino que elijas, pues el transporte público local resultaría mejor que un vehículo particular. Además, aviones y autobuses suelen ser más baratos si  reservas durante las primeras o últimas horas del día y entre semana su costo es menor.

Hospedaje.  Valora el uso que le darás al lugar donde te hospedarás. Si sólo usarás el lugar para bañarte y dormir, tu primera opción es un hostal. Si piensas preparar comida, considera una habitación con cocineta.

Tiempo.  Uno de los errores comunes que señala la Condusef es que el dinero se ha terminado cuando llega el último día de tu estancia.  Para que no te suceda, organiza un programa donde repartirás tu gasto vacacional entre el número de días. Examina tus actividades por día, alimentos, transporte, propinas y recuerdos turísticos.

Di no al ‘tarjetazo’. Recuerda que estás comprometiendo dinero que pagarás después con intereses.

¿Deudas? No, gracias

Si descubres que tu presupuesto es insuficiente para cubrir los gastos de tus vacaciones este verano, evita un crédito y en su lugar, fija un objetivo de ahorro para tomar vacaciones en un futuro cercano.

Durante ese periodo, calcula el dinero que requieres en promedio y ahorra pequeñas cantidades (puedes hacerlo diario, a la semana o al mes).

La constancia de ese ahorro será la clave para que salgas de vacaciones sin adquirir una deuda.

Otras opciones

La oferta cultural dentro de la ciudad puede ser una alternativa durante el verano. Museos, acuarios, parques, exposiciones temporales suelen ser gratuitos.

 

Las vacaciones en números

Infografía: Condusef.

 

Siguientes artículos

Foto: Reuters.
La desigualdad también se mide en Internet
Por

El factor económico es uno de los principales obstáculos que enfrenta el país para acercar a los mexicanos a plataformas...