El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó que detrás de los amparos legales que están entorpeciendo el inicio de la construcción del nuevo aeropuerto de Santa Lucía está el conservadurismo, con motivaciones políticas.

En su conferencia matutina, el mandatario comentó que tuvo conocimiento de que suman ya 80 los amparos presentados contra el proyecto aéreo que reemplazaría el del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) que se construía en Texcoco.

“Imagínense, 80 amparos, están ahí todos los abogados opositores, todos los abogados del conservadurismo”, expresó.

Lee también: Juez concede suspensión definitiva contra Santa Lucía

El titular del Ejecutivo señaló que entre los impulsores de los amparos está una asociación de Claudio X. González, en referencia a Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, la cual efectivamente forma parte del colectivo No Más Derroches.

En éste participan también organizaciones como Causa en Común, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), México, ¿cómo vamos? y México Unido Contra la Delincuencia (MUCD).

López Obrador narró que la familia González ha tenido diferencias con él desde el sexenio de Carlos Salinas, ya que Claudio X. González Laporte, padre de Claudio X., fue asesor de Salinas y “promotor de la política de privatizaciones”.

“Entonces, le siguen, están inconformes, no quieren los cambios, no quieren la transformación; pero también están en su derecho, son conservadores”, afirmó.

Tal como en el siglo 19, agregó, los conservadores de hoy en día quieren mantener lo establecido, el statu quo, y el régimen de corrupción, injusticias y privilegios.

“Es lo mismo ahora, son los que están queriendo políticamente que no cumplamos con nuestros compromisos, que quedemos mal, que no se haga el aeropuerto. Entonces, no es el medio ambiente, no es oposición de los pobladores, se trata de hacer un aeropuerto en donde ya hay un aeropuerto, que es una base aérea militar que está funcionando desde hace 60 años”, dijo.

“No hay ninguna razón, sólo es una motivación política”, advirtió.

Pese a todo, López Obrador afirmó que su gobierno será respetuoso de lo que determine el Poder Judicial tanto en este como otros casos, además de que mantendrá su política de combate a la corrupción.

“Están como acelerados obnubilados, ojalá y cambien de parecer, nosotros vamos a seguir con la misma política no vamos a dar ni un paso atrás, no vamos a permitir la corrupción, se acabó la asociación delictuosa en el poder político y el poder económico”, mencionó.

Con información de Notimex

No te pierdas: Santa Lucía va y no se retrasará, afirma López Obrador ante amparos

 

Siguientes artículos

La emergencia de tener un nuevo orden político
Por

No sabemos qué va a pasar en el mundo en el mediano plazo, pero el cambio económico y político es real. Hay algo nuevo,...