El siete veces campeón de la F1 ingresó al hospital el domingo por golpearse la cabeza con una roca luego de sufrir una caída mientras esquiaba fuera de la pista autorizada en la estación francesa de Meribel.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

GRENOBLE, Francia  – El retirado piloto alemán Michael Schumacher, siete veces campeón de la Fórmula Uno, lucha por su vida en un hospital de Francia tras sufrir graves lesiones en la cabeza mientras esquiaba en el resort de Meribel, en los Alpes franceses, dijeron sus médicos.

Con ingresos de 20 millones de dólares al año, Schumacher ocupó el puesto número 20 en la lista 2012 de los atletas mejor pagados del mundo, elaborada por Forbes. 

“Podemos decir que su condición está poniendo en riesgo su vida”, dijo en una conferencia de prensa el jefe de la unidad de cuidados intensivos del hospital de la ciudad francesa de Grenoble, Jean-Francois Payen.

“Por el momento no podemos decir cuál será el futuro de Michael Schumacher”, agregó. “Estamos trabajando a todo momento intentando ganar tiempo”.

Schumacher fue hospitalizado tras golpearse la cabeza con una roca luego de sufrir una caída el domingo mientras esquiaba fuera de la pista autorizada en la estación francesa de Meribel, donde tiene una casa.

“Su casco por supuesto lo protegió, al menos parcialmente. Alguien que sufre un accidente similar sin casco no habría llegado hasta aquí (al hospital)”, dijo Payen.

Philippe Quincy, fiscal de Albertville, dijo a Reuters que se lanzó una investigación para identificar las causas del accidente. Los hallazgos iniciales indicaron que el golpe fue tan fuerte que el casco de Schumacher se hizo pedazos.

“Sabemos que el accidente se produjo en una zona sin pista en la que la nieve cubría parcial o totalmente las rocas”, dijo Quincy, y agregó que el ex piloto habría perdido el equilibrio a causa de una piedra.

Schumacher, de 44 años, estaba consciente cuando fue trasladado a un hospital local en Moutiers y después a Grenoble. Sin embargo, posteriormente su estado se deterioró bruscamente.

El neurocirujano Stephan Chabardes dijo que un escáner cerebral de emergencia realizado a Schumacher reveló una hemorragia interna y lesiones, y agregó que el alemán fue operado por primera vez para combatir la hemorragia interna.

Los médicos dijeron que Schumacher se encontraba en un coma inducido, pero sostuvieron, contrariamente a lo revelado antes por medios de comunicación franceses, que no se llevó a cabo una segunda operación durante la noche y que no que tenían prevista ninguna intervención en estos momentos.

 

Siguientes artículos

BMW y Toyota fabricarán autos deportivos en conjunto
Por

En enero las automotrices establecieron un acuerdo de cooperación en varias áreas, además del desarrollo de baterías de...