Aunque la causa la caída no estaba clara aún, en su punto más bajo de la jornada, la empresa había perdido más de 35,000 millones de dólares de valor de mercado, mientras los operadores señalaban como potenciales culpables a programas algorítmicos de alta velocidad para las transacciones.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

Las acciones de Apple Inc se desplomaron el lunes, sufriendo brevemente su mayor caída de precio en al menos tres meses, después de un inusual aumento en volumen.

A las 14:51 (hora de Greenwich)se vieron grandes órdenes de venta, con más de 6.7 millones de acciones negociándose en un minuto, las operaciones más fuertes en Apple en un margen así de tiempo desde el 29 de octubre.

Las acciones perdieron más de 3% en ese minuto, cayendo hasta 6.4% a 111.27 dólares. A las 1649 GMT cotizaban con un descenso del 3.0%, hasta los 115.90 dólares.

La causa de la caída no estaba clara aún. Estrategas de Morgan Stanley rebajaron el peso de Apple en su cartera estratégica del 4 al 3% en una nota sobre el panorama bursátil hecha pública el lunes, pero los operadores dijeron que la rapidez del declive fue demasiado grande para ser atribuida solamente a la nota, conocida antes de la apertura de la sesión.

En su punto más bajo de la jornada, Apple había perdido más de 35,000 millones de dólares (mdd) de valor de mercado, mientras los operadores señalaban como potenciales culpables a programas algorítmicos de alta velocidad para las transacciones.

“Quizás fueron las noticias de Morgan Stanley las que estimularon el evento, pero claramente no es suficiente para mover 35,000 mdd en acciones”, afirmó Joe Saluzzi, de Themis Trading en Chatham, Nueva Jersey.

“A esto se le llama evaporación de liquidez, que no estuvo nunca allí en primer término y que es una maniobra típica en el fragmentado mercado accionario que tenemos ahora”, agregó.

 

Siguientes artículos

Moody’s baja calificación de Japón tras caer en recesión
Por

La agencia calificadora recortó la nota a A1 desde Aa3, debido a la decisión del primer ministro, Shinzo Abe, de aplazar...