El grupo argumenta que la empresa no realizó la oferta pública de adquisición de la totalidad de las acciones de Farmacias Benavides, como correspondía por Ley.

 

Un grupo de accionistas minoritarios de Farmacias Benavides interpuso una demanda en contra de ésta y su controladora, Grupo Casa Saba, por no haber realizado una Oferta Pública de Adquisición cuando compró la cadena de establecimientos, como lo marca la Ley del Mercado de Valores.

En un comunicado emitido por el despacho de abogados que lleva la demanda, argumenta que Casa Saba sí cumplió con la Oferta Pública en Chile cuando en ese país adquirió el control de Farmacias Benavides.

PUBLICIDAD

“En ausencia de esta oferta, los minoritarios no tienen oportunidad de pronunciarse si quieren que se les compren sus acciones o quedarse con esa participación de la empresa”, dice Alejandro Aldrete, abogado que interpuso la demanda.

El litigante agregó que antes de la demanda se interpusieron varias quejas ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), pero la autoridad no actuó sobre el caso y “asumió un papel pasivo”.

En septiembre de 2010, Saba concretó la adquisición de Farmacias Ahumada (FASA) en Chile, que a su vez controla Benavides, comprando el 98% de los títulos representativos del capital de la firma sudamericana.

La cotización de las acciones de Saba en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) está suspendida desde finales de mayo, lo cual “provoca que la acción refleje en el mercado un valor muy por debajo del real de acuerdo a reportes del analista independiente certificado por la Bolsa Mexicana de Valores para tal efecto”, añade el despacho de abogados.

Alejandro  Aldrete comenta en entrevista que las acciones de Benavides no tienen bursatilidad y no hay un mercado interesado por no cumplir con los requisitos que pide el mercado.

“Con esta demanda se busca que, a través de un juez, se les obligue a realizar la oferta pública. Si hubiera mercado, no existiría esta discusión y se podría salir de la empresa”, en caso de que los accionistas quisieran vender su participación.

Los inversionistas que demandan son un grupo de 28 accionistas minoritarios, que representan el 4.36%, y el porcentaje en acciones es aproximadamente 18 millones de acciones que en el mercado representan 300 millones de pesos aproximadamente, indica el abogado.

Los accionistas reclaman adicionalmente el posible pago de daños y perjuicios por la ejecución de por lo menos dos operaciones: la compra de un inmueble en el estado de Nuevo León y de las Farmacias ABC de México, llevadas a cabo entre empresas controladas por Saba, que podría resultar en un conflicto de interés.

Casa Saba, fundada en 1892 en Monterrey, es líder en la distribución de productos farmacéuticos, salud, belleza y consumo, distribuyendo a través de farmacias y tiendas de conveniencia.  En enero vendió su participación en farmacias y salío de la Bolsa de Nueva York (NYSE).

Al final del primer trimestre de 2013, Farmacias Benavides, fundada también en Nuevo León, contaba con 783 farmacias en operación con ventas por 2,737 millones de pesos (mdp).

 

 

Siguientes artículos

Fed de Kansas: Adiós a la compra de bonos en 2014
Por

Si la economía crece alrededor de un 2% este año, conducida por la mejora en el mercado laboral y la recuperación en la...