Un grupo de inversionistas minoritarios solicitó a la Superintendencia del Mercado de Valores del Perú (SMV) el desliste de las acciones emitidas por la embotelladora peruana Lindley, filial de la mexicana Arca Continental (AC) tras un acuerdo de fusión realizado el pasado septiembre de 2015, por presuntas irregularidades en la operación de compra.

De acuerdo con Carlos Rojas, CEO de Andino Asset Management y representante de los accionistas que solicitan el desliste, Arca Continental no aceptó diversas ofertas de negociación, ello después de que la firma mexicana pagará a Lindley alrededor de 2.94 dólares por acción común, en tanto que a los accionistas minoritarios, sin derecho a voto, se ofrecieron 0.89 dólares.

La empresa mexicana pagó 910 millones de dólares (mdd) a la familia Lindley por un 53% de las acciones de control de su compañía y un premio por no competencia.

De acuerdo con información de Andino Asset Management, la operación se caracterizó por falta de transparencia, así como por potenciales infracciones a las normas sobre uso y divulgación de información privilegiada, al tiempo en que no se cumplieron los reglamentos establecidos por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) ni por los principios de inversión responsable establecidos por las Naciones Unidas y por la Organización Internacional de Comisiones de Valores.

PUBLICIDAD

“La inequidad en el precio de las acciones confirma que la transacción realizada a finales del año pasado otorgó a un grupo minoritario de accionistas una parte desproporcionada del valor de la compañía y castigó con un precio menor a otros titulares de acciones comunes y de acciones de inversión, lo que implica un riesgo para la adecuada protección de los inversionistas”, agregó Rojas en un comunicado.

El representante de los accionistas inconformes dijo que la petición a las autoridades peruanas se realiza “ante la grave situación de afectación de los derechos de los accionistas, que deriva de la operación realizada entre Arca Continental y Corporación Lindley”.

Entre el grupo de accionistas minoritarios de Lindley resaltan fondos chilenos como Fratelli Investment, así como Bancard, propiedad del expresidente chileno Sebastián Piñera, Megeve y Andino Asset Management de Perú, que en un inicio de la operación pedían a Arca Continental, segunda embotelladora del sistema Coca-Cola más grande de América Latina, que se diera un pago mayor por sus acciones de inversión.

Al cuarto trimestre de 2016, la empresa mexicana incrementó aproximadamente 38.5% sus ventas netas, 38.4% su flujo operativo (EBITDA) y 4.9% su utilidad neta, impulsado por la incorporación de Corporación Lindley y la tendencia de mayor consumo en todas las categorías, principalmente.

 

Arca emite su postura 

Al respecto, Arca Continental aclaró en un comunicado que no existe riesgo alguno para la seguridad del mercado, su transparencia y la adecuada protección del inversionista en los términos en los que se realizó tanto la transacción por las acciones comunes de Corporación Lindley como la oferta pública de compra de las acciones de inversión, por lo que no se ha configurado una causal para el desliste de las mismas de acuerdo con la normativa aplicable.

“Arca Continental reafirma su compromiso con el cumplimiento de la normativa legal de los países a los que atiende y de los principios que rigen sus actividades, y confía en que el regulador peruano habrá de resolver este requerimiento dentro de un debido procedimiento, para proteger la competitividad del mercado peruano”, señala la compañía.

Arca expone algunos puntos clave para entender mejor su posición ante la disputa:

  • La inconformidad se manifiesta por pequeño grupos de tenedores de acciones de inversión, liderados por el señor Carlos Rojas, por confundir a la opinión pública equiparando sus títulos con acciones comunes con derecho a voto, buscando obtener un beneficio que no les corresponde.
  • Como ya se ha mencionado anteriormente la transacción para la integración de Corporación Lindley se llevó a cabo dentro de las normas legales aplicables, y se respetaron los derechos de todos los accionistas.
  • La compra de las acciones de Corporación Lindley ya fue concretada desde septiembre de 2015 y esto no es reversible ni está a discusión o a juicio de autoridad alguna.
  • La ley peruana no obliga de ninguna manara a Arca Continental a realizar una oferta pública por las acciones de inversión, ni a los tenedores de dichos títulos a venderlos, por lo que la compra-venta de las mismas es voluntaria.
  • No se puede hablar de discriminación o trato injusto o inequitativo, cuando las acciones no son comparables.
  • Las acciones de inversión son un instrumento particular del mercado peruano que no tienen derecho a voto, no forman parte del capital social y sus derechos económicos se limitan a los dividendos que otorgue la empresa, por lo que no son de ninguna manera comparables.
  • La misma Ley General de Sociedades establece de manera textual que los titulares de acciones de inversión no deben recibir el trato de accionistas.
  • No es correcto comparar acciones de inversión que cotizan en la Bolsa, con acciones comunes con derecho a voto que están en manos de particulares, y hablar de una prima de control de 230%, cuando ni siquiera son comparables.

 

Siguientes artículos

Fórmula E, (casi) el mismo espíritu que la F1
Por

Es verdad que los vehículos eléctricos aún no están al nivel de los monstruos V6 de la Formula 1, pero las reglas hacen...