Natalí Faxas

Santo Domingo.-Un vehículo nuevo debe pagar entre 50% y 60% su valor total en impuestos para salir de Aduanas en República Dominicana, tres veces más que lo que pagará un vehículo usado. La diferencia resulta más evidente cuando el presidente de la Asociación de Concesionarios de Fabricantes de Vehículos (Acofave), Enrique Fernández, pone ejemplos en valor.

“El vehículo llegó al muelle y costó 10,000 dólares. Hay que pagar US$6,000 al Gobierno para sacarlo… Mientras, el carro que tiene cinco años en el mercado se declaró en US$1,000. Entonces tienes que en vez de US$6,000 dólares en impuestos, tú estás pagando (por el usado) US$600”, mencionó Fernández para dejar clara su queja frente a esta política impositiva que, según la asociación, fortalece el mercado de vehículos usados “como resultado a los impuestos discriminatorios contra vehículos nuevos”.

El presidente del gremio aseguró que quien más gana en la venta de un vehículo nuevo, no es el concesionario, dealer o fabricante, sino el Gobierno. El año pasado, según estadísticas de Acofave, fueron importados 99,316 vehículos, de los cuales 74,970 (75%) eran usados y 24,346 (25%) nuevos.

PUBLICIDAD

Durante una rueda de prensa, el presidente de Acofave dijo de que la Dirección General de Aduanas está violentando la Ley 04-07, al dejar que se importen vehículos con más de cinco años de uso. Y como muestra de ello están sus números: En el 2017, entraron al país 72,592 vehículos ligeros usados, de los cuales 18,798 (26%) eran del año 2011. Otro decreto, el 671-02, prohíbe la importación de vehículos de salvamento.

Fernández explicó que muchos de los carros importados con más de cinco años provienen de Corea del Sur y fueron desechados en ese mercado. “Esos vehículos tienen en su matrícula, además del kilometraje que dicen que son 700,000 o 600,000, tiene una leyenda en coreano que dicen que no están aptos para circular. No es que no están aptos para dar servicios de taxi, es que ese vehículo en particular por alguna razón de evaluación técnica no debería circular”, enfatizó Fernández.

Al país entraron 36, 601 vehículos desde Corea del Sur (37%). De esos 30,758 eran usados.  De hecho, la Asociación de Comercio Internacional de Corea y otras fuentes estiman que República Dominicana es el segundo país con mayor cantidad de autos usados procedente de Corea, después de Libia.

“Para los conocedores del sector, es una inconsecuencia que en el país se esté favoreciendo el envejecimiento del parque vehicular, la contaminación del aire, el empobrecimiento de la familia que tiene que mantener unidades ya explotadas y chatarras de otros países, solamente por una serie de políticas públicas que afecta el sector vehículos”, señaló el presidente del gremio que agrupa 18 compañías.

En la rueda de prensa, Enrique Fernández planteó dos preocupaciones del sector: La entrada de estos vehículos que en teoría deben de estar prohibidos y se solucionan con acciones meramente administrativas, y los altos impuestos a los automóviles totalmente nuevos. También la carga a los vehículos de pasajeros que pagan igual que un vehículo de lujo, aseguró Fernández. A juicio del gremio, estos asuntos deterioran el parque vehicular, con todas sus consecuencias, incluyendo el entorpecimiento del tránsito en la ciudad.

El gremio explicó que se ha acercado a las instituciones gubernamentales para plantear sus quejas, sin que recibieran ninguna respuesta. Por eso esta vez convocaron a la prensa. Argumentan que si el Gobierno está dispuesto a cobrar menos por un carro viejo, mejor será, bajar los impuestos a los más nuevo.

“Si el Gobierno quiere facilitar la adquisición de vehículos de entrada (es decir, familiar), esos vehículos perfectamente pudieran ser susceptibles, como lo han hecho decenas de países, a un tratamiento impositivo preferencial”. Aclara que el sector no pretende que lograr un subsidio para la entrada de vehículos nuevos, pero sí tocar a los que tienen como público un ciudadano promedio.

Puedes leer: Banca Solidaria apoyará con más de 120 mdd a empresarios dominicanos

 

 

 

Siguientes artículos

Hackers y ciberataques ya no son ciencia ficción
Por

Reaccionar rápidamente para mitigar el impacto de un ciberataque es crucial para minimizar los costos inmediatos y de la...