La actividad económica de Costa Rica presentó una tasa de crecimiento de 4.2% durante el mes de junio y de 3.6% durante los primero seis meses de este año, según el del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) del Banco Central del país.

Junio fue el mes en que el sector de construcción se recuperó ya que registró una variación de 13.5%, lo que implicó una recuperación de 19.3% respecto a junio del año anterior. Esta actividad se había contraído durante 10 meses y volvió a tomar impulso por el avance en obras para uso comercial y oficinas.

La industria manufacturera creció 3%, debido a mayor demanda externa por productos de las empresas de fabricación de implementos médicos como catéteres, equipo de transfusión, implantes mamarios, prótesis oculares y jeringas y en menor medida por la venta de concentrados para la preparación de bebidas gaseosas.

PUBLICIDAD

Las actividades relacionadas con enseñanza y salud crecieron 3.4% con respecto a junio del 2017 por mayor contratación de personal, los cuales se dividieron de la siguiente manera: privados crecieron 4.5% y los públicos 2.7%

Los servicios empresariales crecieron 3.7%, debido a las variaciones en empresas de régimen definitivo y por empresas que operan bajo regímenes especiales, las cuales cerraron con crecimientos de 4.2%.

Puedes leer: Banco central de Argentina sube tasa de interés a 45%

Los mercados de información y comunicaciones incrementaron 7,7%, apoyados principalmente por la prestación de servicios de programación y consultoría informática, así como de telefonía celular e Internet.

La actividad financiera y de seguros disminuyó 3.9%, ya que durante junio 2017 la tasa cerró en 7.6%. Este decremento se dio por el crédito en moneda nacional destinado a consumo, vivienda y servicios, así como la mayor captación de recursos a la vista.

La actividad comercial registró una tasa de variación interanual de 2.2%, la más baja desde el 2009, que fue de -2,4% por menor venta de vehículos.

Los productos farmacéuticos mostraron un crecimiento de 8.1%, productos alimenticios 5.1%, así como de materiales como hierro 5.1% y madera 6.4%.

La agricultura, silvicultura y pesca crecieron 3.1% impulsado por mayor producción de piña, resultado de la aplicación de mejores prácticas en el control de plagas y enfermedades, que se reflejó en una mejora de la productividad por hectárea y en la calidad de la fruta.

Asimismo, la tasa de desempleo se redujo de 10.3% a 8.7% del primer al segundo trimestre, mientras que la ocupación aumentó en la construcción y manufactura de dispositivos médicos.

 

Siguientes artículos

Exportaciones de El Salvador alcanzan 3,047 mdd en el primer semestre
Por

La industria manufacturera fue el sector que más creció, ya que se vendieron 2,294.1 mdd en bienes, percibiendo un aumen...