La actividad económica de Nicaragua tuvo una disminución de 12.1% en el mes de junio con respecto al mismo mes del año pasado, tuvo un crecimiento promedio anual de 1.3% y una variación acumulada de -1.2%, según el índice Mensual de la Actividad Económica (IMAE) del Banco Central de Nicaragua.

Este comportamiento fue consecuencia de la crisis política, social y económica del país que comenzó desde abril.

Las actividades que tuvieron mayor crecimiento fueron: agricultura con 3.9%, salud 3.6%; enseñanza 2.2%; y propiedad de vivienda 1.3%.

PUBLICIDAD

De enero a junio, la agricultura en Nicaragua mostró un aumento de 5.2%, debido a la mayor realización de labores culturales y producción en los cultivos de café, maíz, arroz, sorgo, banano, soya, maní y tabaco.

En el grupo de actividades primarias, hubo pérdidas en el sector pecuario, silvicultura y extracción de madera, explotación de minas y canteras, y pesca y acuicultura.

La actividad pecuaria se redujo 25.7%, con un acumulado de -11.6% en los primeros 6 meses de 2018, por menor matanza vacuna, avícola y porcina; así como por la disminución en las exportaciones de ganado en pie.

La silvicultura y extracción de madera en Nicaragua disminuyó 9.8 por ciento, y arrojó -2.6% de enero a junio, debido a menor extracción de madera y leña.

La pesca y acuicultura registraron reducciones de 4.8%, y en el primer semestre de este año tuvo un crecimiento acumulado de 28.1% en el acumulado enero-junio), por menores capturas de peces, camarones y otros productos de la pesca, y que fue contrarrestado por el crecimiento en la acuicultura de camarón y captura de langosta.

La actividad de explotación de minas y canteras disminuyó 10.8 por ciento y repercutió en el acumulado en el mismo periodo en -1.1% por menor extracción de oro, plata, arena, piedra cantera, hormigón y piedra triturada.

La industria manufacturera registró pérdidas de 17.4%, y tuvo un crecimiento de 0.4% en el acumulado en los primeros seis meses como consecuencia de la producción de carnes y pescados, textiles, no metálicos, textiles, arneses, derivados de petróleo y que se vio atenuado por el crecimiento que se registró en la producción de puros.

La actividad de construcción mostró una disminución de 35.6% y generó un acumulado en el primer semestre de -14.6% debido a disminuciones de acero, concreto premezclado, cemento, piedra cantera, madera, asfalto, bloques, adoquines, arena y piedra triturada.

Te puede interesar: Estos son los estragos que está dejando la crisis en Nicaragua

Las mayores pérdidas se concentraron en hoteles y restaurantes con menos 45.9% en junio, y en el acumulado de enero a junio se redujeron 10.8%, por menos visitantes extranjeros.

Las pérdidas por turismo ascenderán 250 millones de dólares (mdd), alejándose de las expectativas de los 1.000 mdd y la llegada de más de 1.7 millones de turistas, estimadas antes de que comenzará la violencia en Nicaragua.

La actividad de transporte y comunicaciones se contrajo 6.6%, por lo que generó un crecimiento acumulado de 1.9% de enero-junio justificado por menor oferta de servicios de transporte urbano de pasajeros, transporte terrestre de carga y funcionamiento de puertos, pero aumentaron los servicios de telefonía fija, celular e internet.

 

 

Siguientes artículos

Panamá y China inician segunda ronda de negociaciones para TLC
Por

El pasado 12 de junio Panamá y China lanzaron oficialmente en la ciudad de Beijing las negociaciones del Acuerdo Comerci...