Las calles del Centro Histórico de la Ciudad de México lucen casi desiertas, pero en las aceras o bancas de algunas de sus avenidas aún se pueden observar a algunos transeúntes, adultos mayores entre ellos. 

Carlos Gracida de 79 años , por ejemplo, no le preocupa la propagación de un virus ni vislumbra la posibilidad de contagiarse de Covid-19. Sale de su casa en la que habitan nueve personas todos los días a vender artículos de magia en la Alameda de la capital mexicana y observa con desasosiego las vallas que rodean a esta espacio publico y la desolación que predomina.

Lee también: Pese a presión del gobierno, las pymes no podrán sostener su planta productiva sin más apoyos

“Me preocupo por la economía, la enfermedad no, yo tengo fe en Dios y hay que seguir adelante.

Hay que echarle ganas, de todos modos si te quedas en tu casa igual y te toca, pero ya causaron miedo y ya todos están encerrados, vamos a ver lo poquito que cae porque sino no comemos. Hay otras personas que se pueden quedar en su casa porque tienen un pago pero aún así vamos a ver si después de no abrir por más de una semana les alcanza a esas factorías para pagarle a su gente, el gobierno de dónde van a sacar dinero”, señala. 

Coronavirus Tercera edad CDMX 04
Tras quitar a los vendedores de la Alameda Central en CDMX, Carlos Gracida sale a verificar si sus compañeros salieron a vender y así poder montar su puesto de magia. Foto: Angélica Escobar/Forbes México.

El domingo pasado apenas pudo vender un par de artículos con lo que junto 14 pesos, por eso insiste que él, como muchos otros, o salen a trabajar o no comen, además apunta que le cuesta trabajo creer en que exista ese virus, porque él nunca ha visto a ningún enfermo o muerto. 

TAMBIÉN LEE: En tiempo real, la pandemia que atemoriza al mundo de los negocios

Quien también se considera como Santo Tomás por aquello de “hasta no ver no creer” es el señor Roberto Martínez de 78 años, quien visita con frecuencia las bancas que se encuentran en avenida Juárez. 

Además de descartar que sea real la propagación de Covid-19, por considerar que se trata de un juego de poder entre las “tres potencias mundiales”, asegura que no permanece en su casa porque no tiene, generalmente duerme en la calle o cuando tiene dinero en un hotel.

Coronavirus-Tercera-edad-CDMX-05
Roberto Martínez pasa la mayor parte de sus días y noches en la calle. Foto: Angélica Escobar/Forbes México

Pese a que conforman uno de los grupos más vulnerables ante el coronavirus Covid-19, un gran número de personas mayores a 60 años continuan en las calles de México ya sea porque no tienen un hogar, la necesidad de seguir laborando o mera costumbre. 

Mario López de 78 años también forma parte de la población que no tiene un hogar y en circunstancias normales su sustento es el apoyo económico que le brindan algunos familiares lejanos y amigos del “centro”. 

“He escuchado bastantes cosas pero oye uno tanto que quisiera verlo como un sueño, pero creo que es una realidad y espero que no se extienda más de la cuenta, si en China ya la pararon porque acá no, nada más que tienen otras costumbres otras enseñanzas”, afirma. 

Dice, que hay otros en peores circunstancias que él, pero en todo caso ninguno podría “continuar” si la emergencia sanitaria se extiende.

Coronavirus-Tercera-edad-CDMX-02
Mario López, muchos días sobrevive con comida proporcionada por amigos y conocidos de la zona céntrica de la ciudad. Foto: Angélica Escobar/ Forbes México

A diferencia de las palabras del presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina del pasado jueves al asegurar que más de la mitad de la población “está guardada” y sobre todo los adultos mayores; la señora María de 75 años asiste sola a su cita medica y a veces permanece cerca de la Alameda para tomar el “fresco”. 

“Uno no se esperaba esto,  si estoy preocupada por esta situación, yo soy muy inquieta no puedo estar mucho tiempo en casa y ahora que sale al médico dije me paso un rato”.

Coronavirus-Tercera-edad-CDMX-03
María vive sola y sale a hacer compras y a sus citas médicas, se encuentra con un amigo y se sientan a descansar y platicar. Foto: Angélica Escobar/Forbes México

Te puede interesar: Crean plataforma para llevar sin costo las compras a adultos mayores durante pandemia de coronavirus 

Pero también están los casos como el del señor Oscar Rodríguez de 81 años que se niegan a dejar de hacer su caminata diaria o visitar a familiares, pese a que saben de los riesgos que puede implicar contraer esta nueva sepa de coronavirus que tiene en jaque a los gobiernos de casi todas las naciones. 

“Estoy memorizando todo, porque todo vale, todas esas recomendaciones, nosotros ahí en la familia en donde estamos no queremos salir, solo vine para salud a mi familiar que nos quedamos de ver por las rejas del edificio de Relaciones Exteriores y que sale hoy de la Ciudad de México y ya no nos vamos a ver”. 

Coronavirus-Tercera-edad-CDMX-01
Oscar Rodríguez sale a encontrarse con un familiar. En su hogar viven 8 personas. Foto: Angélica Escobar/Forbes México

En México residen 15.4 millones de personas de 60 años o más de las cuales 11.03% viven solas y de ese universo 41.4% son económicamente activos, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) de 2018.

En tanto que la principal fuente de ingreso de las personas de edad que viven solas la jubilación o pensión al integrar con 36.7% de la población, algún programa de gobierno con 36.6% o 34.4% de ellos por su trabajo. 

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

 

Siguientes artículos

Glaciares
El hielo en Groenlandia se ha reducido a un punto sin retorno
Por

Los científicos estudiaron varios glaciares en el Ártico y descubrieron que las nevadas ya no eran suficientes para repo...