Por Thomas Fox-Brewster

Tras la publicación de un expediente con varias acusaciones, sin confirmarse, que vinculan al presidente electo Donald Trump con el Kremlin, se debe hacer una lectura cuidadosa de las muchas filtraciones que abundan. Y por una buena razón: si algunos de los hechos confiados a un ex oficial británico de inteligencia por fuentes anónimasson verdad, podrían considerarse como crímenes, impugnables incluso, de acuerdo con Susan Hennessey, asesora legal de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).

Entre las muchas acusaciones de esas fuentes no confirmadas se alega que hubo colusión entre negociadores de Trump e intermediarios rusos en el infame hackeo del Comité Nacional Demócrata (DNC), que se presume fue ordenado por el gobierno de Vladimir Putin.

PUBLICIDAD

Lo evidente es que mientras los hechos requieren de una concienzuda comprobación, también son lo suficientemente serios para que se aplique la ley y se presente dicha información no sólo ante Trump sino también ante el presidente de salida, Barack Obama. Tal y como lo reportaron CNN y The Guardian, entre otros, el oficial de inteligencia británica aportó en otras ocasiones evidencia considerada confiable.

“La comunidad de inteligencia no toma por ciertas meras insinuaciones sobre el presidente de los Estados Unidos. Así que eso es una fuerte indicación de que las acusaciones deben ser tomadas en serio”, dijo Hennessey. “Si hay alguna evidencia de que la campaña de Trump estuvo activamente coludida con Rusia y se cometieron crímenes, este podría ser el escándalo político más impactante de la historia americana”.

Te interesa leer: Trump se contradice: creo que Rusia hackeó las elecciones en EU

“Sería una traición no sólo a los ciudadanos estadounidenses, sino a los valores democráticos más básicos. Si surge evidencia suficiente para que el FBI fundamente los alegatos o esté preparando acusaciones criminales, entonces incluso los republicanos más conservadores en el Congreso probablemente llamarían a tomar juramento al Gobernador Pence”.

El portal Buzzfeed decidió publicar en línea el documento íntegro, que incluye más acusaciones de índole sexual sobre los viajes de Trump a Moscú según el krompomat recolectado (material comprometido) sobre el multimillonario, y acusa a Rusia de haber estado “preparando, apoyando y ayudando” al presidente electo durante cinco años.

El documento también acusa al equipo de campaña de Trump, liderado por Paul Manafort, de apoyar las filtraciones de los correos del Comité Nacional Demócrata a Wikileaks y a cambio “quedarían al margen” de la intervención rusa en Ucrania, un tema crítico durante la carrera hacia las elecciones de 2016.

Al mismo tiempo, sin embargo, esas acusaciones sin verificar se replicaron tan rápido en las publicaciones que han dado otra oportunidad a Trump para golpear a los medios con lo que se ha convertido en uno de sus muchos refranes: los medios mienten. La pesquisa también estuvo a cargo de una empresa del sector privado para llevar a cabo la investigación de la oposición, y presentó más problemas con la verificación del informe.

En efecto, la respuesta de Trump a las revelaciones fue directa, reclamando que una caza de brujas estaba en curso.

Michael Cohen, abogado de Trump, también utilizó Twitter para negar las acusaciones sobre su visita a Praga en agosto de 2016 para reunirse con oficiales del Kremlin y discutir sobre los vínculos de Manafort con el ex primer ministro ucraniano Yanukovych.

Después de que los oficiales rusos negarán poseer krompomat sobre Trump, el presidente electo dijo en Twitter:

Ayer, los senadores hicieron un llamado al FBI para revelar si hay una investigación en curso sobre las relaciones entre el equipo de Trump y los oficiales rusos. El senador Ron Wyden pidió a James Comey explicarse durante una reunión del comité de inteligencia, pero después declinó, aludiendo que no tenía comentarios sobre ninguna investigación, exista o no. “Creo que los estadounidenses tienen el derecho a saber esto. Si hay un atraso en desclasificar o revelar esta información antes del 20 de junio, no estoy seguro de que esto pueda pasar”, advirtió Warned.

El periódico The Guardian informó que el FBI está tratando de investigar los vínculos de Trump con Rusia, fuentes cercanas mencionaron que la agencia solicitó al Tribunal de Vigilancia Extranjera de los Estados Unidos órdenes para monitorear las comunicaciones de cuatro miembros del equipo del presidente electo. Mientras esas solicitudes son atendidas, otro reporte indicó que una de ellas fue otorgada en octubre, aunque aún no se confirma dicha información.

Lee más sobre el tema: Obama castiga a Rusia por hackeo; expulsa a 35 diplomáticos rusos

 

Siguientes artículos

EU debe mantener apoyo en Centroamérica
Por

El secretario de la Defensa que estará con Donald Trump expresó su apoyo al Plan para la Alianza de Prosperidad para el...