Chihuahua busca ser reconocido en el país y a nivel internacional como un destino de turismo médico y de salud, así como lo es en este momento Tijuana, Puebla o Jalisco. 

México está posicionado como la segunda nación que más turismo médico recibe a nivel mundial y el primero en cuanto a turismo dental, con un flujo anual de hasta 3 millones de pacientes provenientes de otros países, de acuerdo con la Secretaría de Turismo federal.

En este contexto y después de un arduo año de planeación y organización, el Clúster de Turismo Médico y de Salud de Chihuahua se creó en octubre pasado como asociación civil y bajo el cobijo de la Cámara de Comercio del Estado.

“Estamos asegurando productos y servicios de calidad con médicos colegiados. Buscamos ofrecer a los pacientes una experiencia de alto nivel desde que entran al estado, son atendidos y salen de regreso. Quienes nos visiten llegarán a una ciudad que los va a acoger para una experiencia de salud y, más adelante, para turismo recreativo”, explicó Omar Armendáriz, Presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chihuahua.

Omar Armendáriz, Presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chihuahua.

La industria del turismo médico ha tenido en el país un auge en los últimos años, impulsado por factores como la ubicación geográfica, inversiones hospitalarias privadas, infraestructura y equipos de avanzada tecnología, calidad de los servicios médicos, tipo de cambio del dólar, las conexiones aéreas con importantes ciudades de Estados Unidos, el precio de los tratamientos e intervenciones quirúrgicas y los atractivos turísticos de México.

Las urbes fronterizas como Tijuana, Ciudad Juárez y Reynosa son las que concentran el mayor número de consultas, por su ubicación geográfica excepcional y precios bajos en comparación con los servicios médicos estadounidenses, de acuerdo con la Concanaco Servytur México.

En el caso de Chihuahua, la cercanía con Estados Unidos será una de sus principales fortalezas y será aprovechada bajo un plan de desarrollo estatal y municipal para captar el turismo desde la franja de California, Arizona y Colorado hasta Oklahoma y Texas.

El turismo médico puede ser, además, una oportunidad para aquellos pacientes que no cuentan con servicios de Salud en el país en el que radican y que pueden tratarse en México.

“Es mucho turismo de gente nativa de Chihuahua que viene y se atiende en su ciudad o en su estado. El ser una ciudad limpia, ordenada, a la que se le ha invertido mucha seguridad, es algo que fortalece a este proyecto”, compartió el líder empresarial. 

Las especialidades por las que se apuestan de manera natural y en esta primera etapa son las dentales, ortopedia, cirugía plástica y bariatría. El Clúster de Turismo Médico y de Salud busca impactar con una mayor derrama económica con la atracción de al menos un millón de solicitantes de servicios médicos, en una entidad con una población de un millón de habitantes. 

El Clúster cuenta con infraestructura de primera calidad integrada por hospitales de excelencia y clínicas 100% especializadas. A la oferta se suman hoteles preparados con habitaciones especiales y departamentos clínicos. Además, se están construyendo algunas torres médicas de hasta ocho pisos para la recuperación postoperatoria adaptadas con enfermeros y especialistas en el cuidado de pacientes, así como nuevas inversiones para desarrollar por lo menos tres hospitales más.                                             

Los pacientes pueden estar seguros de que serán atendidos por médicos colegiados y certificados en cada una de sus especialidades. Los doctores se están sumando de manera independiente y llegan a la capital desde otros municipios donde también ofrecen sus servicios.

Lo que no se mide, no se mejora, dice Omar Armendáriz, por lo que estarán revisando la derrama económica de este proyecto, el número de visitantes, las especialidades que se podrían sumar al Clúster Médico y de Salud de Chihuahua y que no se están dando actualmente. Además, las temporalidades; porque el objetivo es alinear el proyecto con el Gobierno estatal, municipal y la Cámara de Comercio para fortalecer la economía de Chihuahua.  

Lo anterior se dará a través del Pasaporte Azul, una herramienta clave que creará esta estadística de los pacientes, especialidades más solicitadas y temporalidades, y que asegura la asistencia inmediata y respaldo durante la estancia de los pacientes en Chihuahua, mejorando así su toda experiencia médica.

 

Siguientes artículos

embajador-británico
Cesan a embajador británico en México tras apuntar con un arma a un empleado
Por

En un video se observa supuestamente a Jon Benjamin dentro de un vehículo con un arma; el material se grabó en un viaje...