Hoy, los edificios generan casi 40% de emisiones anuales de carbono en el mundo. En tiempos donde el llamado a la acción por el medio ambiente es una constante, la firma de bienes raíces Cushman & Wakefield deja en claro su prioridad por ser parte de un futuro sostenible en el sector inmobiliario a través de un objetivo basado en datos aprobados por el Science Based Targets Initiatives (SBTi) para reducir las emisiones de CO2 a nivel cero en 2050.

El panorama a futuro luce aún lejano, sin embargo, el tiempo es corto cuando se trata de un objetivo de esta magnitud. Para lograrlo, Cushman & Wakefield tiene una estrategia basada en tres ejes:

  1. Reducir las emisiones absolutas de gases de efecto invernadero (GHC) en sus oficinas corporativas y operaciones en un 50% para 2030. Este objetivo inició en 2019.
  2. Involucrar a clientes clave, algunos de los propietarios y ocupantes de bienes raíces más grandes del mundo, que representan 70% de las emisiones en las propiedades administradas por la firma para establecer objetivos basados en la ciencia para 2025.
  3. Alcanzar cero emisiones de carbono en toda la cadena de valor para 2050.

En este sentido, John Forrester, presidente de Cushman & Wakefield, expresa que “como líderes en la industria de bienes raíces comerciales, entendemos que la acción ambiental requiere compromisos audaces alineados con los objetivos de los expertos en materia. Estos fomentan nuestros esfuerzos continuos para reducir nuestro impacto y el de nuestros clientes en el medio ambiente, así como mitigar los impactos del cambio climático.

Cushman

Tenemos la oportunidad y la responsabilidad de evaluar continuamente nuestra organización y responsabilizarnos por los resultados previstos. Nos damos cuenta de que nuestro trabajo va más allá del momento presente y tendrá un impacto en las generaciones venideras”.

El directivo ha dejado en claro que la firma no sólo estará enfocada en reducir la huella de carbono, sino también buscar que las instalaciones que administra en nombre de sus clientes, algunos propietarios y ocupantes se unan a la iniciativa para tener un impacto en el mundo de bienes raíces. Además, en línea con sus objetivos, su equipo de Sustentabilidad, accesibilidad y wellness de México continuará fomentando en sus clientes los servicios de certificaciones, estrategias y asesoría para optimizar sus planes sustentables para juntos contribuir a un mejor rol para el medio ambiente y las personas. 

En 2020, la empresa logró una reducción absoluta del 1.1% en las emisiones de efecto invernadero y otra de 14% en emisiones totales de efecto invernadero por millón de pies cuadrados en espacios de oficina. 

Imaginar un mundo con edificios saludables y sostenibles sí es posible cuando el bienestar de las personas y del planeta es la prioridad de las industrias. Cushman & Wakefield busca hacerlo realidad en los próximos años, con la aprobación de la SBTi. Hoy, sumar esfuerzos sustentables es vital para recibir al futuro con responsabilidad y prosperidad ambiental.

cushman
 

Siguientes artículos

flotilla vehicular
Máximo rendimiento en tu flota: descubre cómo lograrlo con Solución Integral Mobil®
Por

La oferta de productos y servicios de ExxonMobil están diseñadas para respaldar el mantenimiento y administración de flo...