México destaca entre los países con mayor radiación solar a nivel global y un marco legal favorable para el sector energético, sin embargo, menos de 5% de mexicanos han adoptado la energía limpia en sus hogares o negocios.

Entonces, ¿por qué cuando el país cuenta con factores tan favorables para hacer la transición no logra adaptar energías más limpias? Te explicamos:

Hay dos razones principales. Una es que cambiar a energías renovables no es una necesidad esencial, ya que la CFE provee luz a toda la República Mexicana a un precio medianamente accesible, y la amenaza del cambio climático aún no figura como una amenaza suficientemente evidente ante las organizaciones involucradas como para hacer que el cambio a energía limpia sea una preocupación real.

La segunda es que la instalación de un sistema solar representa un gasto fuera del ingreso económico promedio para las familias mexicanas. Un sistema solar de tamaño promedio con paneles solares de la más alta gama con una garantía de al menos 25 años puede llegar a costar hasta 100,000 pesos.

En este sentido, el mercado de energías sustentables está en expansión y desarrollo. Ejemplo de ello es leasing solar, la alternativa de paneles solares de Bright que se posiciona como un servicio muy popular en países como Estados Unidos y Alemania, pero relativamente desconocido en México.

¿En qué consiste el leasing solar? La compañía Bright adquiere los sistemas solares directamente de los productores y los instala sin costo alguno en el techo del cliente, quien no tiene que desembolsar ni un peso hasta que su sistema solar haya sido aprobado por la CFE, esté encendido y funcionando. 

La empresa mexicana que trajo este modelo al país es Bright, la cual tiene como misión hacer la adopción de energía limpia lo más fácil posible, ofreciendo a sus clientes la adquisición de un sistema solar sin tener que ser dueños. Sus clientes solo pagan una suscripción mensual.

Uno de los mensajes principales de Alejandro Ballesteros, director de Ventas en Bright es que “se trata de un servicio domiciliado similar a la mensualidad, lo que significa un ahorro de al menos 20% antes de adoptar este sistema solar. Una de las ventajas de Bright es que este ahorro aumenta durante la vida del contrato, ya que en Bright fija la mensualidad, en comparación de la tarifa de luz tradicional con CFE, la cual crece cada año. Imagínate si hubieras fijado el precio de la gasolina hace 10 años, los ahorros de hoy serían impactantes”.

Entre los beneficios que Leasing Solar ofrece a los usuarios mexicanos es que, al no ser dueños de los paneles, se resuelve otra de las grandes barreras que existen para la adopción de la energía solar: realizar mantenimiento, monitoreo y reparación de este. Bright se encarga de todo esto como parte de su servicio sin costo adicional. 

La tecnología detrás de Leasing Solar

Bright
Gráfico: cortesía de Bright.

La empresa cuenta con un software vanguardista y propio, construido por sus ingenieros de Silicon Valley, el cual permite la máxima integración entre todos los pasos del proceso en una sola plataforma. Esto eficientiza el monitoreo en tiempo real de sus miles de clientes por toda la República.

Bright ha dejado en claro que en la compañía están tan seguros sobre la calidad del servicio que, el contrato garantiza que, si los paneles no producen lo acordado, reembolsan en efectivo. 

Y para quienes consideran la oportunidad de adquirir un panel solar propio, Bright explica que muchos usuarios no están conscientes que cada sistema solar es un diseño personalizado, basado en las características técnicas del techo: sombras, dimensión y orientación respecto a la trayectoria del sol. De acuerdo con estas características, no existe aún un mercado de segunda mano para los paneles solares, y los mantenimientos y reparaciones son costosos. Esto quiere decir que, de existir alguna falla en el sistema solar, costaría un egreso adicional.

Ante un panorama de esta magnitud, Bright asume la responsabilidad del sistema solar para que los usuarios gocen los beneficios, sin preocupaciones ni dinero perdido.

Bright es una compañía respaldada por inversionistas como el actor y activista ambiental, Leonardo Dicaprio; el director general de Bimbo, los inversionistas principales de Uber y Gmail, así como del Banco Internacional de Desarrollo (IDB). Hasta el momento ofrecen su servicio a casas residenciales y PyMES en 22 entidades del país. Su servicio actualmente está limitado a hogares y negocios con alto consumo de energía. Las casas deben registrar una factura de al menos 1,500 pesos en luz al mes o 3,000 pesos por bimestre.

Bright
Gráfico: cortesía de Bright.

Si estás interesado en saber si Bright conviene para tu hogar o negocio, puedes visitar su sitio web aquí y contestar una breve encuesta. También puedes seguirlos en Facebook, Instagram o WhatsApp.

 

Siguientes artículos

Contrato de Messi con el PSG incluye criptomonedas Fan Tokens
Por

Aunque otros clubes como el Barcelona, Juventus, Manchester City y Arsenal emplean los Fans Tokens, el contrato de Messi...