Uno de los modelos más populares y también más esperados del año es el ya icónico Clase C, uno de los sedán de tamaño medio más laureados de los últimos tiempos. Como un sucesor con la enmienda de mejorar todos los atributos que lo han hecho un protagonista del poderío, lujo y confort históricamente característico de Mercedes-Benz, Clase C se nos presenta renovado, reestilizado y totalmente único, sin alterar la esencia misma que hoy ya es parte de su sentido legendario.

Así, fundiendo una amalgama superior de deportividad y vanguardia tecnológica enfocada en una experiencia de manejo excepcional, Clase C incorpora una técnica potente, a través de su motor 4 cilindros en línea de 2.0 litros con 204 hp y 280 Nm de torque (258 hp y 370 Nm para el C 300 Sport), transmisión automática 9G-TRONIC de 9 velocidades, tracción trasera y una aceleración de 0 a 100 km/h en 7.7 segundos (5.9 para el C 300 Sport), con una velocidad máxima de 239 km/h (250 km/h para el C 300 Sport).

En materia de diseño, Clase C destaca y refina su aspecto, que ya es un referente único de su personalidad: faros LED High Performance, rines de 16, 17 y 18 pulgadas (dependiendo de la versión), tapizado en símil de cuero ARTICO, así como molduras de madera de fresno poros abiertos e Iluminación de ambiente de 64 colores. Esto, aunado a la reestilización, los cambios en el faldón trasero y en la parte frontal realzan aún más el carácter deportivo del exterior.

Mayor poderío también se traduce en agilidad, aerodinamismo y confort supremo, en tanto un ícono de este rango así lo requiere. Mercedes-Benz Clase C Sedán integra los servicios Mercedes me connect, a través de los cuales podemos monitorear una gran cantidad de parámetros, localizar el vehículo estacionado o en movimiento, controlar la velocidad a la que se conduce, llamada de emergencia en caso de un percance, así como tener al alcance información valiosa y puntual del estado del vehículo a distancia, y apertura y cierre remoto de las puertas.

Al universo íntimo y su espacialidad específica, Clase C suma en confort desde un visualizador de medios de 10.25”, con resolución de 1920×720 píxeles, panel táctil con controlador, paquete de integración con Apple™ CarPlay y Android Auto, su control de crucero TEMPOMAT y climatización automática THERMATIC, además del asiento del conductor con ajuste eléctrico con función de memoria, entre otros.

Su arquitectura evolutiva, sentido deportivo y tecnología de gama alta lo posicionan como un automóvil fuerte, robusto y solvente para el día a día, sin sacrificar un ápice la etiqueta, sofisticación y elegancia que lo distingue, sorprendiendo desde una fusión equilibrada y sin bordes en sus elementos más importantes, los cuales van desde la carrocería, mecánica y diseño hasta los detalles mínimos más sutiles, pensados con el conductor en primer plano, maximizando también la experiencia suprema del copiloto y acompañantes de la parte trasera.

Además, Mercedes-Benz Clase C Sedán cuenta también con Mercedes Assist, proveyendo 3 años de mantenimiento sin costo y garantía de kilometraje, con la posibilidad de extender el servicio, a través de Mercedes Assist Extend.

Como un pionero de mayor integración en materia de seguridad y conectividad, Clase C encarna la reformulación sutil pero sustantiva de un ícono contemporáneo, un protagonista que sostiene el legado de Mercedes-Benz, empujándolo con solidez hacia el futuro.

 

Siguientes artículos

GLE Coupé 2021, el pináculo de la sofisticación motorizada
Por

Potente y elegante, suave y enérgica a partes iguales. GLE Coupé mild-hybrid 2021 ratifica ese instinto de innovación, s...