Es una realidad que el mundo se transformó con la llegada del Covid-19, sin embargo, en pleno cierre del segundo año de la pandemia, muchas industrias se han asentado para ponernos en una perspectiva más clara sobre los verdaderos nuevos hábitos de las personas.

En el tema laboral, aunque el trabajo a distancia parece ser la tendencia dominante, la realidad es que a medida que los índices de vacunación incrementan, la vuelta a los espacios de trabajo toma mayor relevancia. 

De acuerdo a datos de WeWork, el líder global en espacios de trabajo flexibles, desde enero de 2021 el flujo de personas en sus edificios ha incrementado en más de 300% y se ha mantenido al alza a un ritmo constante.

Es verdad que el impacto del primer año de confinamiento fue contundente para muchas empresas, sin embargo, los datos confirman que tras un primer año de trabajo remoto, las empresas revaluaron sus esquemas laborales basados en las experiencias y retroalimentación de sus colaboradores, de tal modo que el modelo híbrido resultó ser el más recurrente.

Cuando empezó la pandemia muchos pensaron que las oficinas eran parte del pasado, pero de enero a la fecha hemos visto duplicado el interés de las empresas por conocer nuestra oferta de servicios y el verdadero repunte se dio en abril de este año, desde entonces hemos visto un crecimiento acelerado en ventas y solicitudes superando niveles de venta pre pandemia”, comentó Álvaro Villar, General Manager de WeWork México.

Foto: Cortesía de WeWork.

¿Qué tipo de empresas utilizan oficinas flexibles?

Es indudable que por su naturaleza, las empresas del sector tecnológico han sido las primeras en mutar al esquema híbrido, para el que las oficinas flexibles resultan ideales. Las facilidades que este ofrece mejora la satisfacción de los colaboradores y por lo tanto la productividad de las empresas.

Por otro lado, la industria de servicios y las finanzas, secundó la iniciativa al adoptar un modelo híbrido permanente, desde principios del verano pasado.

Foto: Cortesía de WeWork.

Como ejemplos de esta transición encontramos a Mudafy, una prop-tech Argentina que emigró a México en 2019 para comenzar su expansión de la mano de un hot desk de WeWork. Hoy, su evolución es tal que cuenta con una oficina con capacidad para 150 colaboradores, la flexibilidad del espacio fue fundamental para acompañar el crecimiento exponencial de la empresa durante la pandemia.

Por otro lado está Cargamos, una start-up mexicana de logística y entrega que nació durante la pandemia en un esquema 100% remoto. Sin embargo, a medida que experimentaba un crecimiento exponencial, se enfrentaba al reto de construir una cultura empresarial sólida e identificó la necesidad de conectar a sus equipos más allá de lo virtual. A través de WeWork y su membresía All Access, ahora sus colaboradores pueden elegir cualquier edificio para trabajar o tener juntas presenciales con socios, proveedores o colegas.

Foto: Cortesía de WeWork.

En el último año WeWork ha doblado el número de empresas que optan por sus soluciones y cuenta con clientes de todos los tamaños. Desde emprendedores (25%), empresas medianas (30%) y grandes corporaciones (45%), lo que comprueba que existe una tendencia hacia aprovechar este tipo de esquemas, que le otorgan libertad y flexibilidad a los trabajadores.

 

Siguientes artículos

Coronavirus covid-19
Crean una herramienta que predice el impacto de las mutaciones del coronavirus
Por

Esta nueva herramienta puede ayudar a los investigadores a entender el funcionamiento del virus y desarrollar nuevos tra...