Octubre es el mes de la sensibilización contra el cáncer de mama. La Organización Mundial de la Salud (OMS) instauró esta conmemoración como una forma de promover la detección temprana y el tratamiento adecuado, con la finalidad de prevenir, aumentar la supervivencia y reducir los efectos negativos de este tipo de cáncer común en la población femenina.

Ante los desafíos en esta materia, Carlos Murillo, presidente de Pfizer en América Latina, señala que la pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto considerable en el abordaje temprano no solo del cáncer de mama, sino también del cáncer de mama avanzado. “Si bien no está claro cómo la pandemia ha afectado a quienes luchan contra otras enfermedades graves como el cáncer de mama, lo cierto es que esta patología sigue siendo un asunto prioritario por atender en América Latina y el Caribe”.

Carlos Murillo, presidente de Pfizer en América Latina.

En un escenario donde la detección y las decisiones tardías son perjudiciales para la salud, el directivo deja en claro que la compañía “ha impulsado acciones para medir el impacto de la pandemia a nivel regional sobre el cáncer de mama avanzado, a fin de comprender los programas que los países tienen en la materia y organizar debates informados con gobiernos que contribuyan a mejorar las condiciones de diagnóstico y acceso a opciones terapéuticas oportunas para muchas mujeres que están en la plenitud de su vida y a las cuales no debemos, por ningún motivo, dejar atrás”.

Durante su participación en un foro de especialistas, el Dr. Luis Alberto Suárez, director médico de Oncología para América Latina de Pfizer, detalló la inminente necesidad de atender los requerimientos que son evidentes en las mujeres de la región.

Dr. Luis Alberto Suárez, director médico de Oncología para América Latina de Pfizer.

Al respecto, destaca que Pfizer implementó desde el 2015 la campaña regional “Cada Minuto Cuenta”, con el objetivo de alertar sobre el sentido de urgencia alrededor de este tema. Esta campaña impulsa cinco medidas para cerrar las brechas de detección y tratamiento oportunos:

1. Duplicar la supervivencia global media para el 2025.

2. Contar con un sistema de información epidemiológico robusto y confiable que permita tener datos precisos para mejorar los resultados de salud.

3. Maximizar la calidad de vida en la práctica clínica.

4. Aumentar la disponibilidad y el acceso a la atención multidisciplinaria.

5. Integrar tecnologías de educación y capacitación para el correcto abordaje de esta patología.

El especialista hizo hincapié en que el compromiso de esta empresa biofarmacéutica con el cáncer de mama avanzado está enfocado en tres rubros: a) Continuar realizando investigación para conocer mejor la biología del cáncer y así desarrollar terapias dirigidas e inmunoterapias que incrementen la supervivencia con una mejor calidad de vida; b) Innovar en el apoyo a personas que lo padecen a través de los profesionales de la salud, con recursos específicos y c) Realizar alianzas con profesionales de la salud a todos los niveles para traer a Latinoamérica más estudios de investigación clínica.

En este sentido, el Dr. Diego Sacristán, presidente de Oncología para Pfizer en América del Norte, comenta que, como el cáncer no discrimina, la compañía tiene el firme propósito de vencer las barreras y abordar las desigualdades en la atención para garantizar que todas las personas que viven con esta condición, independientemente de quienes sean o dónde habiten, puedan beneficiarse de los avances de la ciencia. “Lograr la salud debe ser un imperativo y todos tenemos un papel que desempeñar para que la enfermedad se convierta en una patología crónica y, eventualmente, encontrar una cura”.

Añade que, con el objetivo de poner a los personas en el centro de la Oncología, Pfizer se ha dado a la tarea de entender sus necesidades enfocándose en aquellos rubros donde la compañía puede aportar mayor valor aprovechando su presencia global. Para conseguirlo, ha incorporado a sus áreas de enfoque el concepto de equidad, con el fin de que ninguna persona esté en desventaja para alcanzar su potencial en salud.

Una lucha con impacto internacional

Por su parte, María Isabella Grueso, directora de Asuntos Públicos de Oncología de Pfizer, menciona que desde hace más de una década, la biofarmacéutica ha impulsado acciones para dar visibilidad al cáncer de mama.

María Isabella Grueso, directora de Asuntos Públicos de Oncología de Pfizer.

En este largo camino, “hemos descubierto muchas cosas, entre ellas que hace falta un mayor conocimiento sobre la enfermedad, especialmente en su etapa avanzada; que debe haber una comunicación más cercana y efectiva entre médico-paciente para resolver las dudas de las mujeres desde las esferas familiar, emocional y psicosocial, entre otras; y que aún hay desafíos por resolver en áreas de investigación, programas de soporte y en políticas públicas que permitan mejorar los resultados en cáncer”.

En México y el mundo, la ciencia y la medicina trabajan para impulsar la prevención, tratamiento y recuperación del cáncer de mama. Durante el mes de octubre, Pfizer subraya la importancia de prevenir este padecimiento a través de estudios clínicos y autoexploración, de cara a un porvenir saludable para cada mujer en el mundo.

PP-IBR-MEX-0960 – Consulte a su médico

 

Siguientes artículos

México tiene las peores cifras de mortalidad de la OCDE a raíz del Covid-19
Por

México también destaca por ser el tercer país a fecha del 1 de noviembre con la tercera tasa de vacunación más baja de l...