Bertha González Nieves llegó a una industria que gusta de la tradición para poder reinventarla. Es reconocida como la primera maestra tequilera, CEO y cofundadora de Casa Dragones. Estos títulos los ha construido con una trayectoria de más de 20 años en el sector de las bebidas alcohólicas, particularmente en el tequila, en donde ha consolidado una carrera que suma experiencia en algunas de las firmas más importantes del rubro.

La empresaria se ha distinguido por su capacidad de liderazgo desde posiciones de marketing y comercio a gran escala. Egresada con la mención Magna Cum Laude de la licenciatura en Administración de Empresas por la Universidad Anáhuac de la Ciudad de México, el currículum de González en realidad se puede desmenuzar en sus grandes pasiones: el tequila, el marketing y la ansiedad por conocer el mundo.

En 2009, González fundó, junto con Robert Pittman, empresario estadounidense, Casa Dragones, la cual es reconocida a nivel internacional por el trabajo artesanal que esconde cada etiqueta.

Las lecciones de marketing le habían enseñado a la entonces emprendedora que no podía incursionar en una industria tan tradicional ofreciendo exactamente lo mismo que hace el resto.

Así que decidió debutar con una bebida única: Tequila Casa Dragones Joven. González quería experimentar con un sabor especial, hecho 100% de agave azul y susceptible al maridaje con la comida, rompiendo las formas clásicas de la bebida.

El atrevimiento de Casa Dragones –y de sus fundadores— llamó rápidamente la atención en el gremio. No solo se trataba de un lanzamiento innovador, sino que el nombre de Bertha González Nieves empezaba a llamar la atención en la industria como el de quien llega para cambiar las reglas del juego.

Durante sus más de 20 años de trabajo en el sector, González Nieves ha sido sinónimo de disrupción: obtuvo el certificado como la primera Maestra Tequilera, otorgado por la Academia Mexicana de Catadores de Tequila, institución reconocida por el Consejo Regulador del Tequila.

Bertha es una personalidad inédita en un sector dominado históricamente por los hombres –de acuerdo con el Inegi, por cada 100 personas ocupadas en la industria del tequila, solo 32 son mujeres–. Del total de las compañías del sector, 95% son lideradas por hombres, mientras que menos de 20 empresas cuentan con una mujer en la dirección.

Foto: cortesía.

Pese a este contexto desigual, por decir lo menos, Bertha hizo de la producción tequilera su nuevo hogar, ideal para su espíritu nómada. Aunque lleva la agenda llena, la empresaria no pierde el foco en la producción y calidad de sus etiquetas. Después de su exitoso debut, González ha dado a conocer Tequila Casa Dragones Blanco y Casa Dragones Añejo.

El  primero se distingue porque se produce en lotes pequeños, pues el foco está en la pureza del agave que lo hace un tequila ideal para beberse solo. La perfección de su proceso le ha llevado a ser considerado como el Mejor Tequila Blanco, por la revista Epicurious. El segundo destaca por su añejamiento en barricas de roble francés y americano, así como por sus notas predominantes de agave suave y matizado.

Bertha González Nieves es considerada una de las empresarias jóvenes más talentosas de México –parte de la Junta Ejecutiva de Judd Foundation y del Consejo Ejecutivo del Museum of Food and Drink (MOFAD)–, y es el rostro del empoderamiento femenino que conquista con talento y trabajo.

 

Siguientes artículos

Simone Biles testificará ante Senado en investigación de abusos a gimnastas
Por

Simone Biles y otras gimnastas olímpicas hablarán en el Senado de EU sobre los abusos del médico Larry Nassar y el actua...