Descubre la obra del ceramista Adán Paredes en el nuevo restaurante del hotel Presidente Intercontinental.

 

El artista Adán Paredes es especialista en crear piezas de cerámica de alta temperatura y de gran formato. Entre sus obras se incluyen esculturas, murales e instalaciones. En ellas hace alusión a la vida en la naturaleza, misma que las refleja en formas de humanos, huesos, plantas, animales y todo tipo de formas orgánicas inimaginables.

El ceramista nació en la Ciudad de México, donde estudió arqueología, formación que lo llevó  a establecer un fuerte vínculo con la historia de la tierra, encontrando en la cerámica y la escultura la forma ideal para expresar sus ideas desde hace ya 30 años.

PUBLICIDAD

Ha exhibido su trabajo en el extranjero, en países como Estados Unidos, Canadá, Venezuela, Puerto Rico, Alemania, Austria, Dinamarca, Irlanda, China, Yugoslavia y Francia.  Su obra también ha recorrido diferentes estados del país, como la Ciudad de México, Querétaro, Monterrey, Oaxaca, Guanajuato, Veracruz y Yucatán.

Entre sus reconocimientos destacan:

  • Mención honorífica en la Primera Bienal de Cerámica del Museo de Arte Moderno en la Ciudad de México.
  • Residencia en la Fundación Gruber Jez en Yucatán.
  • Residencia en la Escuela de Artes Aplicadas en Viena, Austria.
  • Residencia para el Centro de las Artes de Banff, en Alberta Canadá.
  • Miembro del Sistema Nacional de Creadores del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

 

El Chapulín

Invitado por Braulio Arsuaga Losada, director general de Grupo Presidente, el ceramista creó mosaicos para cubrir los muros de El Chapulín, el nuevo restaurante de comida mexicana del Hotel Presidente Intercontinental en la Ciudad de México.

Cortesía: El Chapulín.

 

El proyecto estuvo a cargo del arquitecto Rafael Sama, pero fue Adán el encargado de darle el toque artístico, lo cual no fue una tarea fácil, pues revestir los 250 metros cuadrados del restaurante requería un total de 11,000 piezas de cerámica hechas a mano. A simple vista los mosaicos parecen fragmentos de un gran rompecabezas, por lo que cada uno se encuentra enumerado.

Con ayuda de jóvenes y mujeres de Oaxaca, el ceramista creó las piezas de barro, las cuales hacen alusión a barras de mole y chocolate. Al ser estos alimentos considerados por él cómo unas “bendiciones” dentro de la cocina mexicana, el arqueólogo retoma la importancia del cacao, del chocolate y el mole, y hace de estos ingredientes el eje principal para el desarrollo de la obra mural en el restaurante.

Al observar el trabajo realizado por las mujeres, el maestro asegura que ellas, al saber cocinar y preparar los ingredientes para el mole, sabía que ellas iban a entender muy bien la idea que se estaba generando para traducir su saber tanto en la cocina como el de artesanas, y convertirlo en las piezas de barro.

La gente de la comunidad se encuentra a la espera de seguir colaborando con los futuros proyectos del ceramista, ya que gracias a esto se generaron fuentes de trabajo para las mujeres oaxaqueñas.

Adán Paredes actualmente vive en Oaxaca, trabajando en su Taller los Alacranes, en el que también da asesoría a artistas ya consolidados como: Francisco Toledo, Alejandro Santiago, Selma Guisande, Juan Manuel de la Rosa, entre otros.

 

 

 

Siguientes artículos

10 reglas de oro para ser el mejor anfitrión
Por

La atención personalizada con tus invitados, un ambiente agradable con música y una gran variedad de cócteles, son algun...