Firmado el 30 de noviembre de 2018 por los presidentes de México, Estados Unidos y Canadá, ratificado por el Senado a mediados de 2019 sin respuesta de los congresos de los otros dos países firmantes, el año cerró con la noticia que movería a los mercados: el T-MEC tenía un protocolo modificatorio que abriría la puerta para una ratificación por los tres integrantes del acuerdo y que daría certeza a los inversionistas.

El martes 10 de diciembre, representantes de los 3 países signaron un acuerdo para avanzar al fin en el aval de este acuerdo. Las principales modificaciones, según autoridades, fueron en materia de reglas de origen para el acero en el sector automotor.

Sin embargo, las implicaciones laborales y en otros sectores se mantienen como un riesgo para muchos sectores. Numerosos empresarios consideraron que este acuerdo podría ser pernicioso, a lo que autoridades federales consideraron que no resultaría en un perjuicio. Aunado a ello, se consideró que otro de los riesgos sería la participación de supervisores laborales de parte del gobierno estadounidense, lo cual fue negado por el gobierno federal.

Especialistas señalaron que este acuerdo podría traer impactos negativos en las inversiones en el país. No obstante, el sector favorable al mandatario en turno consideró que con este voto de confianza, los inversionistas recobrarían confianza en el país.

Apenas 2 días después de su ratificación, el Senado mexicano votó y ratificó la moción con apenas un voto en contra. La aceptación fue tal que incluso el expresidente Vicente Fox, acérrimo rival de la presente administración, felicitó a Andrés Manuel López Obrador por este avance.

A pesar del acuerdo, que presupone que habrá un avance en la economía del país, la agencia calificadora Fitch consideró que no habría cambios en la nota crediticia a pesar de este avance en el nuevo acuerdo.

Por otra parte, los empresarios reprocharon que no se les consideró del mismo modo que se hizo durante la renegociación del entonces Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), cuando el Cuarto de Junto acompañó prácticamente todas las conversaciones.

NADA HA CAMBIADO: GRETA THUNBERG

Con el impulso de sus más recientes apariciones en eventos sobre la emergencia climática, la joven sueca Greta Thunberg reaparición en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de este año, conocida como COP25, para reiterar los reclamos a los líderes mundiales y empresariales por su falta de acción para atender el calentamiento global, haciendo hincapié de que a pesar de las movilizaciones en el mundo en un año no ha cambiado nada. Su presencia y la de otros activistas generó presiones en este evento de la ONU, aumentando las expectativas sobre los resultados del mismo.

EL PRIMER AÑO DE AMLO

El primer gobierno federal en México encabezado por la izquierda cumplió sus primeros 365 días con un mitin en el Zócalo, en el cual se retomaron los discursos y datos de los otros “informes” para presumir los logros contra la corrupción, la estabilidad de las finanzas públicas y la creación de empleos; aunque con las sombras de que el crecimiento económico fue prácticamente nulo y la percepción de inseguridad se mantuvo al alza, así como manifestaciones ciudadanas en contra del presidente. López Obrador insistió en que para el segundo año de gobierno estarán sentadas las bases de la Cuarta Transformación y serán irreversibles para las otras opciones políticas.

Descarga aquí el PDF del Anuario 2019.

 

Siguientes artículos

Alerta sin alarma: qué hacer con el virus porcino de ‘potencial pandémico’ detectado en China
Por

Lo que descubrieron fue un nuevo tipo de gripe que era una mezcla de nuestra gripe humana H1N1 y otra de origen aviar.