En el Senado de la República cabildean una iniciativa de Ley que promueve un grupo de empresarios tequileros, que pretende crear entidades de gestión mediante una modificación a la Ley de Propiedad Industrial, dicho en otras palabras, esto daría pie a otra entidad que duplicaría las funciones que realiza el Consejo Regulador del Tequila (CRT), que dirige Ramón González.

Y aunque es apenas un proyecto, existe nerviosismo en el seno del Consejo ya que, de prosperar dicha iniciativa, se estaría echando por la borda todo lo alcanzado por dicho organismo, como el hecho de contar hasta el momento con 49 países que aceptan la denominación de origen de la ancestral bebida mexicana: el tequila.

Es el senador Héctor Larios quien encabeza las gestiones para que se turne el tema tanto a la Secretaría de Economía como a la próxima Legislatura, es decir que las huestes del CRT tienen escasos meses para revertir dicha propuesta.

¿Pero de dónde surgió la idea de reformar la Ley de Propiedad Industrial? Resulta que desde la Unión Europea surgieron voces que pidieron se agilicen los trámites para la denominación de origen, no solo del tequila, sino además de otros productos como el aguacate, los berries, el sotol y el mezcal, entre otras denominaciones.

PUBLICIDAD

De esta manera, “pequeños” productores tequileros recurrieron al Senado para dar salida a dicho requerimiento, pero se “brincaron” al CRT, un organismo que viene trabajando en una activa agenda de regulación y denominación del tequila y otros productos derivados del agave.

Por cierto, que el CRT, de la mano del Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI), hacen los trámites finales de la siguiente denominación y será ante las autoridades de Estados Unidos, lo que significaría no sólo contar con 50 países en la lista, sino un elemento más para justificar su razón de ser y que no prosperen los intentos por opacar los trabajos del Consejo que preside Miguel Ángel Domínguez Morales.

Por cierto, que debido a las gestiones del CRT para que en 49 países reconozcan hoy en día al tequila como Denominación de Origen, este organismo ha podido destruir 3,000 litros de tequila falso o adulterado, desde seudo tequilas africanos y argentinos hasta tequilas supuestamente auténticos de México, pero adulterados y falsificados.

Sacar de la jugada al CRT y a los defensores del Mezcal o el Sotol daría pie a un mercado desordenado y generaría una marcada división en el gremio tequilero. Por lo pronto se trata de una propuesta que, aunque el espíritu es bueno, le corta de tajo las facultades al Consejo Regulador.

Fue en la Secretaría de Economía donde surgió esta iniciativa y sería hasta septiembre, cuando entre en sesión la siguiente Legislatura, cuando se sepa si prospera o queda en “focos de alerta” para los tequileros agrupados en el CRT.

Esperemos que les alcance el tiempo al equipo de Domínguez Morales para revertir la propuesta y buscar un punto de equilibrio a esta discusión de quién fue primero, el huevo o la gallina.

Por lo pronto no será fácil echar por la borda 20 años de inversiones para salvaguardar la mentada denominación de origen del tequila. Pero tampoco será fácil detener los cabildeos de dicha iniciativa que claramente tiene dedicatoria de la Secretaría de Economía.

Estas gestiones se dan en momentos en que el CRT está por presentar lo que será el rediseño de “La Ruta del Tequila”, un tour que deleita el paladar, la pupila y los intereses de propios y extraños, ya sea en tren, autobús, en auto y a pie.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Raul_Curiel

Facebook: raul.curiel.148

Página web: dedalocomunicacion.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

donald-trump
Trump contraataca: pide que Comey sea investigado por filtraciones
Por

Comey admitió que reveló sin autorización comunicaciones privadas con el presidente y debería ser investigado por ello,...