Debemos cuestionarnos en Latam si nuestros controles aduaneros son lo suficientemente robustos e incorruptibles para lograr identificar cargamentos de mariguana o si es momento de abrir el debate de la despenalización.

 

Durante mi estancia en mi querido estado mexicano de Baja California, de donde soy originario, mismo que comparte con Estados Unidos de Norteamérica (EU) una frontera de aproximadamente 292 kilómetros, una de las noticias que durante la semana pasada llamaron mi atención fue el decomiso que realizaron las autoridades de los EU a través de la Aduana y Protección Fronteriza/ U.S. Customs and Border Protection (CBP por sus siglas en inglés) de (según fuentes escritas) más de 17 toneladas de mariguana en la entrada a la ciudad de Calexico, California.

De acuerdo a dichas fuentes se hace mención el que  las autoridades refieren que dicho decomiso ha sido el más grande que se haya realzado en ese cruce fronterizo, también se hace mención a que la tecnología con la que cuenta la aduana del país vecino a través de sus sistemas de monitoreo se logró detectar la anomalía identificando el contenido del camión cargado de mariguana con el apoyo de los agentes caninos dentro de cajas en la que supuestamente se transportaban monitores de computadoras.

PUBLICIDAD

Lo anterior me lleva a reflexionar sobre 2 temas prioritarios para muchos países que han estado en el debate internacional: 1) Las obligaciones y mejores prácticas internacionales que deben implementar los distintos países con respecto al decomiso y sus aduanas y; 2) El debate de la legalización o no de la mariguana.

Con respecto al tipo de decomiso como el aquí mencionado debemos cuestionarnos los distintos países latinoamericanos si nuestros controles aduaneros son lo suficientemente robustos e incorruptibles para lograr identificar cargamentos como el detectado por el CBP de EU. ¿Se tiene la tecnología de punta necesaria?, ¿las autoridades aduaneras están debidamente capacitadas?, ¿los recursos son los suficientes?,  entre otras preguntas.

Por lo que se refiere al portal de la Administración General de Aduanas de México, entidad del Gobierno Federal dependiente del Servicio de Administración Tributaria (SAT) se mencionan muy claramente como sus objetivos principales:

• Modernizar el sistema aduanero. Integrando procesos que permitan fortalecer el servicio, con infraestructura para mejorar las instalaciones y la introducción de tecnología de punta para competir a nivel mundial.

• Combatir el  contrabando. Mediante la óptima detección y solución de irregularidades, al aplicar controles más estrictos en el sistema aduanero, apoyados con la colaboración nacional e internacional.

• Transparentar y mejorar la imagen del servicio aduanero. Con la continua profesionalización del personal y la difusión de procesos para ofrecer un servicio integro.

Por otra parte con respecto al tema de la mariguana (cargamento que contenía el camión detenido en Calexico, California), en el informe titulado: ‘El Problema de las Drogas en las Américas’ de la Organización de Estados Americanos (OEA) del año 2013 se señala, entre otros puntos de gran relevancia que: “Una mayor flexibilidad podría llevar a aceptar la posibilidad de transformaciones de las legislaciones nacionales o de impulsar cambios en la legislación internacional.

a) En el terreno de las legislaciones nacionales no parecen aconsejables cambios drásticos o dramáticos. Sin embargo corresponde evaluar los signos y tendencias existentes, que se inclinan a que la producción, venta y consumo de la marihuana puedan ser despenalizados o legalizados. Tarde o temprano deberán tomarse decisiones al respecto; b) Nuestro Informe, en cambio, no encuentra ningún apoyo significativo, en ningún país, para la despenalización o legalización del tráfico de las demás drogas ilegales; c) En el plano de las convenciones de las Naciones Unidas, las transformaciones surgirán de la posibilidad que el actual sistema de control de estupefacientes y sustancias psicotrópicas se flexibilice y permita que las partes exploren opciones en materia de política sobre drogas, que tengan en consideración conductas y tradiciones particulares de cada una de ellas.”

El llevar los controles aduaneros a estándares internacionales se lograrán en gran medida  decomisos de substancias y productos ilícitos que dañan de manera grave en diversos sentidos a los ciudadanos de los distintos países así como a sus economías.  También se debe llevar a cabo un debate serio del que surjan consensos entre países productores y consumidores sobre la conveniencia o no de despenalizar o legalizar la mariguana. Para Fernando Henrique Cardoso, ex presidente de Brasil “Hay que empezar a tratar la adicción como una cuestión de salud, reduciendo la demanda a partir de iniciativas educativas o regulando el consumo de cannabis”. ¿Cuál es su punto de vista, estimado lector?

Contacto:
www.garciagibson-consultores.com
[email protected]
@garciagibson

 

Siguientes artículos

Exportaciones de petróleo aumentaron 10% en 2012: OPEP
Por

El valor se elevó a 1.26 bdd frente a los 1.15 billones en 2011, sin embargo aseguran que es difícil que el crecimiento...