El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) publicó el resultado de sus indicadores manufacturero y no manufacturero y el resultado de mayo refleja que la economía mexicana mantiene un bajo dinamismo, ambos indicadores registraron cifras que adelantan un estancamiento en el ritmo de expansión.

En su análisis de coyuntura, el IMEF advirtió que la desaceleración de los primeros meses del 2024 es negativa para el crecimiento económico del resto del año, pues históricamente en años de elecciones presidenciales en México, el crecimiento es más acelerado en el primer semestre y se desacelera en el segundo semestre, ante un reajuste del gasto previo a la transición sexenal. 

Además, el panorama de crecimiento para 2025 implica una desaceleración más marcada, ante la necesidad de un recorte del gasto para reducir el déficit presupuestario que para 2024 se proyecta en 5% del PIB, algo no visto desde 1988.

En mayo, el Indicador Manufacturero aumentó 0.7 puntos respecto al mes anterior, pero se situó en el límite de la zona de contracción al registrar un nivel de 49.8 unidades. La serie tendencia-ciclo se redujo en 0.1 puntos, ubicándose en 50.1. El indicador ajustado por tamaño de empresa subió 1.9 puntos y se colocó en 50.5 unidades. La serie tendencia-ciclo acumula 40 meses en zona de expansión, aunque con un menor ritmo. 

Lee: Mercados tienen lunes negro tras avasallador triunfo de Morena

El indicador ajustado por tamaño de empresa regresó a nivel de expansión después de haberse contraído el pasado mes de abril, cuando terminó un ciclo de 30 meses consecutivos en zona de expansión. 

“Los resultados sugieren que el sector manufacturero se ha estancado al comienzo del segundo trimestre de 2024. En línea con lo que ha venido reportando el Indicador IMEF en los últimos meses, el dato de mayo confirma un menor dinamismo”, señaló la institución.

Por su parte, el Indicador IMEF No Manufacturero tuvo un decremento marginal de 0.1 puntos respecto a abril y cerró ligeramente arriba del umbral de 50 unidades. Así, si bien el Indicador No Manufacturero continúa en el área de expansión (arriba de 50 enteros) y acumula ya 28 meses en esta zona, pero en los últimos meses ha perdido fuerza y se debate entre el cruce hacia la zona de contracción.  

La serie tendencia-ciclo bajó de 50.8 a 50.3 unidades, mientras que el indicador ajustado por tamaño de empresa se redujo 0.3 puntos y llegó a 50.7 unidades. Ambos indicadores se han mantenido en terreno expansivo durante 40 y 33 meses respectivamente, pero han perdido bastante impulso, por lo que es posible decir que el sector servicios y de comercio sigue liderando el dinamismo de la economía, pero se ha desacelerado en los últimos meses.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

peso-BMV-económicos
‘No hay que alarmarse por depreciación del peso tras triunfo de Morena’: Concamin 
Por

La volatilidad es coyuntural, dice Alejandro Gómez Tamez, director general de la Confederación de Cámara Industriales....