Si las grandes empresas en México no implementan el código de red, la industria y hogares mexicanos enfrentan el riesgo de apagones eléctricos.

Se trata de una regulación técnica emitida por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) el 8 de abril de 2016, que contiene los requerimientos técnicos mínimos necesarios para asegurar “el desarrollo eficiente de todos los procesos asociados con el Sistema Eléctrico Nacional”, y que entró en vigor el pasado 8 de abril de este año.

La gran mayoría de la red eléctrica mexicana está conectada, incluso un foco, y aunque un medidor los separa, su uso puede contaminar el fluido eléctrico y sus parámetros. Aunque la posibilidad de que un foco es casi inexistente, una empresa grande puede parar parque industrial completo o una colonia, incluso una parte de la ciudad donde opera, explicó Óscar Miranda, fundador y director de la organización Smart Grid México,

“Una luz puede generar un problema, que en la industria  le llaman de confiabilidad, es decir, que puede haber un apagón. Una empresa muy grande puede generar un problema muy grande”, comentó.

El código de red  exige a las empresas de alta y media tensión (sector industrial y comercial) reportar un diagnóstico eléctrico de sus instalaciones, y si encuentran problemas, elaborar un plan de trabajo para corregirlo y reportarlo a la CRE, quien puede mandar un inspector para verificar que están cumpliendo.

“El código de red define criterios para mantener la energía con calidad por el uso, y si no lo hacen, definen sanciones”.

En caso de que una empresa comenta una falta que genere un problema grave, la CRE puede multarla con el 2 a 10% de sus ingresos brutos percibidos el año anterior.

La implementación del plan de trabajo que le interesa a la CRE que deberían tener todas las empresas en media y alta tensión puede tardar de seis a un año, advirtió el socio director del despacho legal especializado en energía, Salerno y Asociados, Paolo Salerno.

Las empresas están en incumplimiento en todo ese periodo Si viene una unidad verificadora a checar, y te puede sancionar com 5 a 20 millones de pesos, obviamente para una Pequeña y Mediana Empresa (Pyme) es casi como condenarla a la quiebra”, declaró el experto en el mercado eléctrico mexicano.

“Es muchísimo, por eso la industria está preocupada, muchos están realizando su diagnóstico, revisando, pero otros están esperando que con el nuevo gobierno cambien la regulación”, reconoció Miranda.

Al respecto, el fundador de Smart Grid México consideró que es poco probable que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y los nuevos comisionados cambien esta política energética, incluso impulsada previamente por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y ahora por la CRE.

“Le pueden cambiar al tema Mercado Eléctrico Mayorista, los aspectos económicos, financieros de cómo se maneja la industria, lo que llamamos la reforma en ese tema, pero veo más viables esos cambios que aligeren la parte técnica porque nos pondrían en un riesgo de confiabilidad de que hubiera un apagon, eso sí podría ser más grave”, comentó.

Adelantó que la CRE sacará una nueva versión del código de red más laxa en cuanto a criteros para media tensión.

“No ha una fecha, será cuestión de meses. Están a marchas forzadas para la nueva versión de código de red”, agregó.

Lee también: México está cerca de apagones y alertas críticas: CRE

 

Siguientes artículos

México y su firme apuesta por el comercio global
Por

La economía mexicana cuenta con gran potencial exportador. Su apuesta por el comercio global y la apertura de nuevos mer...