El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, aceptó quedarse en el cargo hasta el 30 de noviembre y no al 1 de junio como tenía previsto.

Carstens habría tomado la decisión de extender su permanencia en Banxico horas después de que se filtrara que el presidente Enrique Peña Nieto se lo solicitó, confirmaron fuentes del banco central a medios locales.

El gobernador tenía previsto dejar el Banxico para incorporarse al Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), en Suiza, en sustitución de Jaime Caruana.

PUBLICIDAD

En diciembre del año pasado, Carstens presentó a Peña Nieto su renuncia al cargo, la cual sería efectiva a partir del 1 de julio de 2017, luego de que el banquero central aceptará ser el gerente del BIS.

Te interesa leer: Agustín Carstens renuncia al Banxico

Carstens no entrará en funciones inmediatamente en el llamado ‘banco de los bancos centrales’, el economista mexicano asumirá el cargo hasta septiembre de 2017, cuando se retirará su actual gerente general, Jaime Caruana.

El periodista Carlos Loret de Mola reveló que Peña Nieto solicitó a Carstens quedarse en el cargo como gobernador del Banxico hasta noviembre.

“El Presidente @EPN le ha pedido al doctor Agustín Carstens que se quede hasta noviembre en el @Banxico Se iba a ir en junio”, escribió el comunicador en su cuenta de Twitter.

El jefe del Ejecutivo federal habría hecho la declaración este lunes durante una reunión con periodistas de diversos medios de comunicación en la Residencia Oficial de Los Pinos para hablar sobre el precio de las gasolinas.

Lee también: Así se elegirá al sucesor de Agustín Carstens en Banxico

Los posibles sucesores de Carstens

Diferentes sondeos, realizados entre economistas y especialistas, mencionan como posibles sucesores de Carstens a los subgobernadores del Banxico Alejandro Díaz de León y Manuel Ramos Francia, así como al secretario de Hacienda, José Antonio Meade; el expresidente Ernesto Zedillo y al director para el hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner.

En encuesta realizada por Reuters, los especialistas señalaron que el principal desafío del sucesor de Carstens será el de restablecer la credibilidad del banco central, la cual se vio afectada el año pasado al subir su tasa clave en 250 puntos básicos, mientras el peso se desplomaba a pesar de que la inflación estaba debajo del rango objetivo del 4%.

Y ante los pronósticos de que la inflación suba a más del 5% este año, el próximo gobernador del Banxico tendrá la oportunidad de restablecer la confianza en que se vigilan los precios y no el nivel del peso, según el reporte.

 

 

Siguientes artículos

Y el Óscar es para… el sector de seguros
Por

Los seguros cinematográficos se encargan de proteger las grandes inversiones que se realizan para producir las películas...