Por Karen Hua

Ha sido un mes mágico para los fans de Harry Potter. Primero, la casa de la niñez de Harry en el 4 de Privet Drive fue puesta a la venta por 620,000 dólares y luego Warner Brothers publicó el tráiler completo de Fantastic Beasts and Where to Find Them.

Ahora, puedes vivir en la casa donde creció Hermione Granger y donde Emma Watson filmó las primeras escenas de Harry Potter and the Deathly Hallows: Part I, está en el mercado en 2.4 millones de libras (o 3.1 millones de dólares).

PUBLICIDAD

Situada en el barrio londinense de Hampstead North, la casa está a la venta por primera vez en 60 años.

Con un precio mucho más alto que la humilde morada de los Dursley, la casa de 231 metros cuadrados cuenta con seis recámaras y dos baños repartidos en tres plantas, así que queda claro que a los padres de Hermione les iba bastante bien como dentistas en el mundo muggle.

Sus cuidados jardines se alinean en la parte delantera de la casa, que aún mantiene su fachada de ladrillo rojo original.

Detrás de la casa hay un jardín más grande salpicado de flores y árboles maduros. La recámara principal se abre a una terraza privada que da al patio trasero.

En la planta baja, el vestíbulo conduce a dos salones, y la cocina dispone de un amplio desayunador.

Desde la terraza no puedes ver Hogwarts, pero tiene una linda vista del jardín trasero.

Aunque está rodeada de prados y bosque, la casa está a sólo media hora en coche del centro de Londres.

Como Hermione diría, “¡Libros e inteligencia! Hay cosas más importantes”, como la compra de esta casa fascinante. Ahora sólo estamos esperando que el Burrow (la casa de los Weasley) también salga al mercado.

 

Siguientes artículos

El riesgo de manejar un Uber en Cancún
Por

El argumento del gobierno es que no están bajo el marco de la ley; los choferes temen ante intimidación de los transport...